RADIO "EL CLUB DE LA PLUMA"

sábado, 28 de agosto de 2010

“VERDADES, MENTIRAS, JUSTICIA Y EDUCACIÓN…”

“VERDADES, MENTIRAS, JUSTICIA Y EDUCACIÓN…”

La formación educativa conlleva la responsabilidad de compartir conocimientos, saberes, en su gran mayoría, ciertos; salvo los supuestos que responden a variables teóricas.

Cuando hablamos de certezas y variables, no nos referimos en ningún momento a mentiras. La construcción educativa jamás debería basarse en argumentaciones falsas.
No obstante ello, sabemos cómo se han deformado y qué se ha ocultado (al menos en una determinada medida) hechos históricos que de haberse conocido tempranamente, nuestra formación hubiese contado con otras actitudes frente a, por ejemplo la identidad, los derechos, los principios, el ideario y concepción del “héroe”, etc.

En el “Diseño Curricular Educación Secundaria - Documento de Trabajo 2009-2010 - Ministerio de Educación de la Provincia de Córdoba”, en el capítulo 1 punto 1.1 que lleva por título: Lineamientos Jurídicos-Políticos, entre otras cosas expresa:
“Así, la escuela ofrece oportunidades para la enseñanza y el aprendizaje de la ciudadanía, poniendo a disposición de los estudiantes oportunidades, prácticas y conocimientos, con lo cual reestablece el mandato fundante de incluir y conferir civilidad.”

Y en el punto 1.3 referido a “Objetivos de la Educación Secundaria”, haciendo referencia a la Ley de Educación Nacional Nº 26.206, establece, entre otros, como objetivos: “a) Brindar una formación ética que permita a los/as estudiantes desempeñarse como sujetos conscientes de sus derechos y obligaciones, que practican el pluralismo, la cooperación y la solidaridad, que respetan los derechos humanos, rechazan todo tipo de discriminación, se preparan para el ejercicio de la ciudadanía democrática y preservan el patrimonio natural y cultural.”
Y más adelante dice en su punto “d) Desarrollar las competencias lingüísticas, orales y escritas, de la lengua española y comprender y expresarse en una lengua extranjera.”

No obstante, en la Constitución Nacional del 22 de agosto de 1994, Segunda Parte Autoridades De La Nación Título Primero - Gobierno Federal Sección Primera - Del Poder Legislativo dice en su: Capítulo Cuarto Atribuciones del Congreso Artículo 75- Corresponde al Congreso: 17 entre otras cosas dice: “Reconocer la preexistencia étnica y cultural de los pueblos indígenas argentinos. Garantizar el respeto a su identidad y el derecho a una educación bilingüe e intercultural…”
Y en el punto“19. Dictar leyes que protejan la identidad y pluralidad cultural,..”

Cuando nos referimos a nuestra identidad, no podemos dejar de lado lo concerniente a la diversidad étnica en nuestro territorio. Más allá de la equivocada concepción de “barbarie” que pesó sobre el originario, entre otros, hay detalles, no tan sutiles, en la interpretación de los puntos tomados de los documentos referidos, que hacen suponer el no haber traspasado la barrera de la discriminación y desvalorización.

Cuando se habla del mandato fundante de incluir y conferir civilidad, practicar el pluralismo, respetar los derechos humanos y preservar el patrimonio natural y cultural, ello se contradice claramente cuando expresa que se debe comprender y expresarse en una lengua extranjera.
No se habla de lenguas originarias, se sigue sosteniendo lo foráneo; se continúa fomentando la desvalorización, por omisión, al no incluir la comprensión y aprendizaje para expresarse en lengua originaria alguna.

Por supuesto que lo comentado, no hace más que reforzar nuestra suposición sobre una interpretación, caprichosamente equivocada, del texto expuesto de la Constitución Nacional.

Y esto en la Provincia de Córdoba, la denominada “docta”… ¿Qué sucede en otras provincias???
En el continente hay ejemplos muy claros y concretos con una mirada y accionar más integral, más “pluriverbal” o “multiversal”; como caso testigo, tomemos la hermana Bolivia.

Según nuestra Carta Magna, hay atribuciones que no son tenidas en cuenta, aparentemente, en el Poder Legislativo… Tal vez sean otras las preocupaciones y se hayan perdido esa parte de la letra…

Todo esto tiene íntima relación con la concepción de Justicia, que entre otras acepciones refiere a: “Virtud que inclina a dar a cada uno lo que le pertenece…”
Por lo que podemos hipotetizar que tampoco se hace una interpretación cercana a esa definición.

Nuestra historia y realidad está plagada de sostenidas mentiras, ocultas verdades e inescrupulosas injusticias.

¿Podremos alguna vez encolumnarnos en la exigencia del irrestricto cumplimiento de la justicia, fortaleciendo y reivindicando aquellas verdades que hacen a nuestra identidad?...

Que así sea…

NORBERTO GANCI –DIRECTOR- El Club de la Pluma
elclubdelapluma@gamil.com – elclubdelapluma@hotmail.com

No hay comentarios: