RADIO "EL CLUB DE LA PLUMA"

lunes, 16 de marzo de 2015

México: el gigante dormido que no despertó.

México: el gigante dormido que no despertó.

De pronto pensamos que la desaparición de los estudiantes de  Ayotzinapa iba a romper el dique y que el pueblo tomaría las calles para hacer escuchar su voz y que aquel gigante dormido despertaría. Era la hora, era el hasta aquí, era el ya no más. 

Porque, ¿qué más puede soportar un pueblo cuando ya le han desaparecido y asesinado a sus hijas (los feminicidios que ya no son  en la Juárez lejana y estigmatizada por fronteriza) cuando le han vendido la tierra, cuando le han privatizado hasta el deseo de respirar. ¿Qué más puede soportar un pueblo cuando los gobiernos les han robado hasta los sueños? Cuando la burla y la represión viene por parte  de aquellos que se supone son los que deben velar por la seguridad. Cuando es el gobierno el culpable de organizar mafias criminales, cuando los sobornos, el tráfico de influencias y las desapariciones forzadas tienen orden presidencial.

Cuando es un escuadrón del ejército el que viola, asesina y desaparece a nuestras niñas, adolescentes y mujeres. Cuando es un  grupo antimotines el que reprime la voz de su hermano y lo golpea hasta causarle la  muerte. Cuando es toda una estructura policial la que secuestra a nuestros niños y adolescentes que jamás vuelven a aparecer. Cuando el plan de tortura lo elabora un consejero presidencial, con aval de un arzobispo, con el silencio de los beneficiados y lo indulta en el confesionario un sacerdote pederasta. 

Qué más puede soportar un pueblo que lo ha vivido todo: la humillación, el fraude, la sequía y la vigilia perenne. El pavor,  la ansiedad, la paranoia, el abatimiento emocional, el luto incesable que no tiene duelo. Cuando son miles los desaparecidos, cuando son miles los asesinados, cuando son docenas de fosas clandestinas las que gritan pidiendo justicia con sus entrañas llenas de sueños truncados.

Porque, qué más puede soportar un pueblo al que le han robado la sonrisa, la alegría y el amor.

No fueron las muertas de Juárez las que lograron indignarlo, la violencia de género sigue siendo tan patriarcal como el matrimonio heterosexual y religioso. No  fue la Matanza de Tlalelolco, en la que la historia oficial contada al revés y con toda la saña de la oligarquía y el estado acabó con las voces rebeldes que estaban en aquella plaza. 

Y es que en México también está prohibido pensar, pobre de aquel que sueñe con su libre albedrío. Pobre de aquellos que se manifiesten porque no durarán tres días vivos. Así fue y así es y seguirá siendo porque el gigante no se atrevió a despertar.

Pudo más el miedo, la desmemoria, la indiferencia, la ignorancia. Gracias a la ignorancia cambian televisores por votos, por aprobaciones, por silencio. Es negocio rentable el mantener al pueblo desmemoriado porque la amnesia ayuda a que no tenga capacidad de reacción, a que la indiferencia siga siendo el enorme abismo entre la pasividad y la acción.

Con estos 43 estudiantes desparecidos, el pueblo mexicano le dice al gobierno que puede hacer con él lo que se le venga en gana porque no es capaz de reaccionar, porque su dignidad un día fue y porque desconoce la solidaridad humana. Porque todo lo que le suceda al vecino no nos interesa, mientras no toquen a nuestra puerta y entren por nosotros, que corran ríos de sangre que imaginaremos que es agua de lluvia en torrencial.

Con esto le decimos que nos desaparezcan los estudiantes que quieran, que nos transgredan a nuestras niñas, que maten a nuestros hijos porque nosotros les damos toda la autoridad para que lo hagan y ni nos vamos a mosquear. Porque vamos a orar para que el Dios patriarcal nos brinde resignación. 

Les decimos a los criminales que sigan asesinando periodistas, que sigan torturando defensores de Derechos Humanos, que sigan lavando dinero, privatizándonos hasta los anhelos  y haciendo de nosotros  unos auténticos monigotes.

Ayotzinapa es una segunda Tlatelolco, y pasará a la historia y primero serán Acciones Globales cada mes, después irá mermando y será una por año en su aniversario, y se irá olvidando por las masas mundiales,  hasta que sean  los abuelos los únicos que cuenten que, “una vez en Ayotzinapa.”  Porque no aparecerá en los textos de los libros escolares. La historia  oficial lo contará al revés y las nuevas generaciones lo memorizarán en la misma forma en que  la juventud de hoy ni se mosquea cuando escucha de un tal Pancho Villa y Emiliano Zapata, en la misma forma en que le viene del norte  un tal Ejército Zapatista de Liberación Nacional. Una tal Revolución Mexicana y las Adelitas. 

México no despertó, el gigante tal y como lo dijo  la gran Chavela Vargas, sigue dormido.  Pero lo admirable, lo ejemplar son aquellas voces que no se rinden, son  aquellos seres que no se cansan de luchar, son aquellos padres que siguen buscando a sus hijos desparecidos, la niña abusada que se atreve a soñar, es el estudiante universitario en rebelión; que se atreve a pensar, a dudar, y que la acción es parte de su consecuencia de vida. Es el docente que impulsa a sus estudiantes a analizar y a crear. Son los periodistas comprometidos, son todos aquellos que desde su profesión u oficio levantan a México en sus hombros.

Son las manos que se hermanan en una sola lucha, la de reconstruir su país, la de no olvidar, la de redimirlo. Todos ustedes son la candileja  que alumbra en la densa oscuridad de la injusticia, la desmemoria, la apatía y la impunidad. Hoy no digo, ¡viva México cabrones! Digo: ¡vivan los cabrones que a pesar de los pesares  le ponen el pecho a la adversidad! Por gente como ustedes la utopía sigue siendo poesía e insurrección. 



 Ilka Oliva Corado
Ilka Oliva Corado.  @ilkaolivacorado.
Marzo 15 de 2015.
Estados Unidos.

FILOSOFÍA DE LA VIOLENCIA DISFRAZADA DE “PACIFISMO”

FILOSOFÍA DE LA VIOLENCIA DISFRAZADA DE “PACIFISMO”

Gene Sharp - Institución Albert Einstein 

MARTHA LIDIA FERREYRA 
Lic. Martha Lidia Ferreira – 4 de marzo de 2015

Honestamente ya antes había oído mencionar a este “filósofo” quien, como cualquier otro, tiene derecho a su “propia búsqueda de la verdad” (definición más simple de la palabra filosofía).
Pero lo que más me ha molestado es que, precisamente, “su verdad” difiere absolutamente de la mía, y me atrevo a decir, inmodestamente, de los pueblos de todo el mundo, si la intentamos ratificar, o corroborar, con la realidad en la que estamos inmersos.

El mismo Carlos Marx manifestó para eso están las Teorías, y de ahí su nombre. Una Teoría conllevan dos atributos fundamentales: ratificar y/o rectificar en la práctica, y NUNCA, por la misma razón, deben ser  “cerradas”, carentes de modificaciones por tiempo, circunstancias o realidades.

Durante el Foro por la Emancipación e Igualdad, llevado a cabo en la ciudad de Buenos Aires, en el Teatro Cervantes, en estos días, con pantallas exteriores, para que participen no sólo los que las localidades del Teatro permita, escuché a Ignacio Ramonet, nuevamente, mencionando a este personaje, respecto a algunas causas de los hechos de pública notoriedad.

Gene Sharp (nacido el 21 de enero de 1928) es un filósofo, político, profesor y escritor anticomunista (el macarthismo subsiste) estadounidense, conocido por su extensa obra en defensa de la no violencia ( ???) como lucha contra el poder. Un verdadero engendro del ámbito predicativo y cuyo principal objetivo es desinformar, ocultar la verdad, de tan desmedido y empalagoso “pacifismo”.

El macarthismo es un término que se utiliza en referencia a acusaciones de deslealtad, subversión o traición a la Patria, sin el debido respeto a un proceso legal justo, donde primen los derechos del acusado. Se origina en un episodio de la historia de EEUU, que se desarrolló entre 1950 y 1956 durante el cual el Senador Joseph McCarthy (1908-1957) desencadenó un extenso proceso de delaciones, acusaciones infundadas, denuncias, interrogatorios, procesos irregulares y listas negras, contra personas sospechosas de ser comunistas. Los sectores que se opusieron a los métodos irregulares, e indiscriminados de McCarthy, denunciaron el proceso como una «caza de brujas» y llevó al destacado dramaturgo Arthur Miller a escribir su famosa obra Las brujas de Salem (1953). Hasta ahí queda delineado el marco ANTICOMUNISTA de este personaje, que conserva, bajo falsas apariencias, igual metodología. Podríamos afirmar que la falsedad es ya, en sí, una forma de violencia que contradice sus preceptos bien difundidos.

Porque cabe aclarar que, todo lo que sucede en el mundo, en el cual nos toca vivir hoy, no es sólo contra determinada persona en el Gobierno, o Partido político, sino más bien contra las políticas de inclusión y justicia, las de soberanía real, para lo cual hay que acabar con el neoliberalismo, como prédica y realidad posible (insostenible, por debilidades propias), identificar al Sector Financiero Mundial y al Imperialismo (Fase superior del Capitalismo) como el enemigo antagónico. Sus tentáculos son las grandes Corporaciones y los Medios de Comunicación, donde se dirime, en abstracto, lo que corresponde al entramado social, las Organizaciones que evidencian el Poder del pueblo y Poderes establecidos constitucionalmente para una República. El Poder de este 1% es superior a cualquier país y, los Medios sustituyen Partidos Políticos, y a estos Poderes republicanos, juzgando, provocando “linchamientos” públicos, difamando y ocultando la VERDAD, algo tan caro al real conocimiento de los hechos.

Por extensión, el mismo término, macarthismo, se aplica, a veces de forma genérica, para aquellas situaciones donde se acusa a un Gobierno de perseguir a los oponentes políticos, o no respetar los derechos civiles, en nombre de la seguridad nacional. Más claro?

El lenguaje se moderniza, se adapta a una nueva realidad, cada día más alejada de nuestros reales intereses… Varios conceptos y Categorías se vulgarizan a tal punto, que desconocemos su acepción, su verdadero significado. Sin embargo, en general, existe un acuerdo tácito de no cuestionarlo y actuamos asumiendo el significado que le otorga el enemigo común de nuestros pueblos.
Sharp es reconocido como el precursor de teorías y estrategias conspirativas “no violentas” que, sin embargo, sin demasiado cuidado por el pacifismo (un sofisma que pareciera se condice con “sin armas”, aunque guardo mis dudas), se utilizan para deponer gobiernos y sistemas políticos legítimamente constituidos. Una especia de puesta en práctica, previo adiestramiento severo, y en todos los órdenes, de “desobediencia civil” pero ilegítima y sólo en contra de Gobiernos “comunistas”.
Es Licenciado en Ciencias Sociales en la Universidad de Ohio (1949), donde también obtuvo un Master en Sociología (1951) y, en 1968 se Doctoró en Oxford como Filósofo en Teoría Política.

Sharp es también un científico político, catedrático y fundador de la Institución Albert Einstein, una organización sin ánimo de lucro (?), que estudia y promueve el uso de la acción no violenta para "democratizar el mundo" (Un objetivo amplísimo, que sólo significa generar países dependientes, cómplices y saqueados). La Institución Albert Einstein ha sido acusada de haber estado detrás de las revoluciones de colores. Y es que, en la relatividad conceptual de las Categorías socio/ políticas, la acepción de los términos y frases, le corresponde a quien las emite y la dirime la realidad…
La teoría de la resistencia no violenta.

Las teorías de Sharp se hicieron famosas como resultado del éxito que en su aplicación alcanzara, en Serbia, (organización de estudiantes de derecha: Otpor = Resistencia) grupo que no nació “espontáneamente”, que fue apoyado por Corporaciones mediáticas, nacionales y globales, desempeñando un importante papel en la desestabilización de su país, hasta llegar, en el curso de dos años, al derrocamiento del gobierno de Slobodan Milósevic y la supresión del sistema político entonces imperante. Actualmente esta organización cuenta con centros de adiestramiento para jóvenes ubicados en toda Europa y América Latina, donde se les enseñan códigos, métodos y reglamentos para servir a la causa de organizaciones secretas. Muchos ocuparon Cargos diplomáticos. Más tarde, comenzó a surgir información sobre sustanciales ayudas logísticas y monetarias recibidas por Otpor y entrenamiento a cargo del coronel de la armada de USA Robert Helvey (Coronel de la Armada norteamericana), un colega de Sharp, y Daniel Serwer, director del programa para los Balcanes y el USA Instituto para la Paz. (USAIDNEDOPTOR: cómo fabricar una Revolución de acuerdo a sus intereses)

Albert Einstein Institution: no violencia según la CIA. Por favor leer lo escrito por Thierry Meyssan, en el siguiente Link. (http://www.voltairenet.org/article123805.html - Thierry Meyssan). En los años ‘80, la OTAN se interesó por su posible uso para organizar la resistencia en Europa, después de una invasión del Ejército Rojo. Hace quince años que la CIA la utiliza para derrocar Gobiernos, sin provocar la indignación internacional. Para ello dispone de una vitrina ideológica: la Albert Einstein Institution, del mismo filósofo, Gene Sharp. La Red Voltaire revela la sorprendente actividad de esta oficina, de Lituania a Serbia, pasando por Venezuela y Ucrania. En esas páginas, pone en evidencia los nexos de Sharp y Helvey con la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) y su labor conjunta en la propagación de conspiraciones y la desestabilización de Gobiernos no aliados de EEUU.
http://www.loquesomos.org/manual-usa-para-derrocar-gobiernos/ 

Desconocido para el público en general, Gene Sharp elaboró una teoría sobre la no violencia como arma política. Por cuenta de la OTAN, y más tarde de la CIA, formó a los líderes de los “Golpes de Estado suaves”, de los últimos quince años. Lo de “suave” es otra creación semántica para evitar el supuesto alto impacto en los pueblos, una estrategia.
El libro más conocido de Gene Sharp (1973), « La política de la acción no violenta», provee un análisis político pragmático de la acción no violenta como un método de utilizar el poder en un conflicto. Acuñó el término "polítical jiu-jitsu" (aprovechar la opresión) que consiste en derribar a tu oponente mediante un desequilibrio con una táctica política estratégica o maniobra. Violencia, agresividad, injerencia? Juzguen ustedes.

En el Centro de acciones no violentas y Estrategias Aplicadas (CANVAS), hemos tratado de enseñar estas técnicas a miles de activistas de todo el mundo, dice la Escuela de Sharp. Se basan en entrenar y preparar psicológica, emocional y físicamente a “activista contra la opresión”, perdiendo el miedo al enfrentamiento.
Claro, primero deben generar la subjetiva sensación de oprimido, sin salida posible, para legitimar social y políticamente, el accionar “pacífico” (Como técnica, por lo tanto, la acción no violenta no es nunca pasiva).
Centro de información y tecnología para las Américas - Dr. Gene Sharp

El argumento clave de Sharp es que el Poder no es monolítico; eso significa que no deriva de una cualidad intrínseca de aquellos individuos que están en el Poder. Para Sharp, el Poder político, el Poder de cualquier Estado -independientemente de su organización estructural interna- deriva de los individuos del Estado. Su creencia fundamental es que toda estructura de Poder se basa en la obediencia de los sujetos a las órdenes de los dirigentes. De esa forma, si el sujeto no obedece, los líderes no tienen Poder. La triste realidad indica que, ante nuevos “líderes títeres impuestos”, la obediencia, como condición primordial (para su Filosofía), persiste, pero a otros “amos”. Sin embargo, el verdadero Poder radica en el Capital, y no en el Gobierno que administra las políticas, propiciándolo o no. Por ende, los dueños del Capital, nacional o internacional, y más o menos concentrado, permanecen.

En opinión de Sharp, todas las estructuras efectivas de Poder tienen sistemas mediante los cuales animan o extraen la obediencia de los individuos. Los Estados tienen sistemas particularmente complejos para mantener a los sujetos obedientes. Estos sistemas incluyen instituciones específicas (policía, juzgados, entidades reguladoras), pero también pueden involucrar la dimensión cultural que inspira obediencia, pretendiendo hacer implícita la idea de que el poder es monolítico (el culto divino a los faraones egipcios, la dignidad de la residencia presidencial, normas éticas y morales, y tabúes). A través de estos sistemas, los individuos son enfrentados con sistemas de sanciones (prisión, multas, ostracismo) y recompensas (títulos, riqueza, fama) que influye en la extensión de su obediencia, pregona.

Fue la CIA quien, al percatarse del potencial para la conspiración camuflada del AEI, con la bandera del pacifismo, de esta “filosofía”, la que puso en contacto a su Director, Gene Sharp, con Bob Helvey, “un especialista en acción clandestina y quien, en ese momento, era encargado de la Escuela de Formación de Agregados Militares de Embajadas”.

La organización social, el Poder en manos de un pueblo involucrado, como ciudadano parte del Estado, es un concepto que su anticomunismo, desprecia de plano. Para este “científico/ filósofo” o mandas u obedeces, sin otra opción. Inventada “la opresión”, legitimada por los Medios, te hacen sentir como Espartaco, a través de un entrenamiento que se parece mucho a su sueño del soldado sin emociones, o a un lavado de cerebro.

Comprender bien todo lo anterior, continúa diciendo, proporciona los medios para la "resistencia no violenta" y da la oportunidad para efectuar el cambio dentro del Estado. O sea una marioneta con “obediencia debida, incluida”.  

Sharp cita la visión de Étienne de La Boétie, que sostenía que si los individuos de un Estado particular reconocen que ellos son la fuente del Poder del Estado, podrían rechazar su obediencia, y sus líderes se quedarán sin ese Poder.

Una idea anarquista, radical, donde se vería un Estado sin Gobierno? Un pueblo gobernándose a sí mismo, sin más líderes y despojados de su condición de “obedientes”? LA REALIDAD NO COINCIDE…
Me enseñaron en mi Carrera que, en materia de Filosofía, o eres de una de las tantas Corrientes Idealistas (primero la idea y luego la realidad) o perteneces a una de las menos Corrientes Materialista (a partir sólo de la realidad, se construye). No se puede vivir indefinido!
Gene Shapr, el cerebro de los golpes “blandos”.

Algunos lo califican como “el genio de las libertades”, y a él mismo le gusta considerarse un pacifista. Su nombre es Gene Sharp y reside en Boston, Massachusetts, Estados Unidos, en un primer piso donde también funciona el Instituto Albert Einstein (Albert Einstein Institution – AEI), organización “sin fines de lucro” (salvo los millones que le entregan las Agencias de Seguridad del Estado de EEUU) que fundó en 1983 para promover “la defensa de la libertad y la democracia y la reducción de la violencia política mediante el uso de acciones no violentas” y estudia y promueve el uso de la acción no violenta para “democratizar el mundo”… Su página web: www.aeinstein.org se reproduce en 40 idiomas.

A mis lectores, como siempre, para compartir inquietudes, profundizar y debatir fraternalmente.  No le entreguemos al enemigo nuestro más valioso tesoro: la LIBERTAD!