RADIO "EL CLUB DE LA PLUMA"

sábado, 25 de junio de 2016

LA NUEVA VERSIÓN DE LA TRIPLE A -AHORA ES AAK


LA NUEVA VERSIÓN DE LA TRIPLE A -AHORA ES AAK

 La Alianza Anticomunista Argentina, más conocida por sus siglas como Triple A, ha dejado una marca profunda en la historia de la Argentina, cuando las esperanzas de muchos convergían en un solo nombre.
Ésta organización para-estatal y para-policial, tuvo sus responsables directos e indirectos. No se suelen determinar con la debida contundencia esas responsabilidades
Por diversos motivos, algunos de ellos con la pretensión de no enlodar a figuras que imponen como incuestionables en la historia.

 Según diversas interpretaciones, la Triple A tuvo su primera aparición en la ejecución de la conocida Masacre de Ezeiza ocurrida el 20 de junio de 1973, dejando 13 muertos identificados y 365 heridos. Si bien dicho trágico suceso no fue adjudicado expresamente a la Triple A, hay varias opiniones que consideran a este luctuoso hecho como el embrión de la misma.
Recordemos que en esta citada Masacre, fueron los pertenecientes a lo más reaccionario de la derecha peronista quienes, desde el palco que debería ocupar el General Perón en su regreso al País, comenzaron a efectuar disparos con armas de grueso calibre contra las columnas de Montoneros y otros sectores ligados a la izquierda del peronismo. Cabe señalar que hasta el momento no se conocen juicios ni nombres concretos que pudiesen ser condenados por semejante crimen.

 La Triple A: “…aparece por primera vez públicamente el 21 de noviembre de 1973, a poco más de un mes de que Perón asumiera la presidencia, cuando firmó el primer comunicado como Triple A, adjudicándose el atentado contra el senador de la UCR Hipólito Solari Yrigoyen (…)bajo el gobierno de Perón, la Triple A hizo una nueva aparición, con cartas de amenazas a legisladores para que votaran la reforma al Código Penal o caso contrario les podía pasar lo mismo que a Solari Yrigoyen. Durante los primeros meses del ’74, en vida de Perón, se redoblaron los atentados, en especial contra el activismo obrero y los delegados de fábricas que encabezaban una oleada de luchas que desbordaban los límites impuestos en el Pacto Social entre el gobierno, los empresarios y los sindicatos. Uno de los hitos de la represión de ese período fue la noche del 29 de mayo de 1974, fecha en la que la Triple A comete el asesinato de tres activistas obreros del PST, que se conoció como la “Masacre de Pacheco”…” (1)

 Según publicaciones: …Bajo el gobierno de Isabel el accionar de la Triple A se acrecentó. Se calcula que entre julio y septiembre de 1974, la Triple A realizó 220 atentados–casi tres por día–, 60 asesinatos –uno cada 19 horas–, 44 víctimas resultaron con heridas graves; y también 20 secuestros; uno cada dos días. En todo el periodo de su actuación la Triple A asesinó alrededor de 2.000 personas…” (1)

 Otras fuentes afirman que: “...Se afianza la estructura organizativa y se incrementa el accionar de la banda criminal Alianza Anticomunista Argentina (Triple A). Dirigentes sindicales combativos, abogados defensores de presos políticos y militantes de organizaciones de izquierda, que incluso no solo no apoyaban sino que denostaban ideológicamente la lucha armada, son víctimas del terrorismo paraestatal ejercido por esta organización clandestina, creada a fines de 1973 y dirigida por José López Rega, ministro de Bienestar Social inamovible desde Cámpora a Isabel. El primer atentado de la Triple A se produjo el 21 de noviembre de 1973 cuando hicieron volar el auto del senador radical Hipólito Solari Yrigoyen, que salvó milagrosamente su vida, aunque sufrió severas consecuencias. A partir de allí, en pleno gobierno peronista (Perón hasta su muerte y luego Isabel) y hasta el golpe de marzo de 1976, la Triple A mató -entre otros- a Silvio Frondizi, hermano del ex presidente Arturo; Julio Troxler; Alfredo Curutchet; Rodolfo Ortega Peña; Atilio López y la bebé de 4 meses de Raúl Laguzzi. La CONADEP, puesta en marcha por el gobierno de Raúl Alfonsín, probó la intervención de la Triple A en 19 homicidios en 1973, 50 en 1974 y 359 en 1975. La dictadura genocida llevaría esta progresión al infinito…” (2)

 Vale aquí recordar que: “…El asesinato del secretario general de la CGT José Ignacio Rucci el 25 de setiembre de 1973, a tan sólo días del pronunciamiento electoral que le otorgó a Perón 62,7% de los votos, marcó el inicio de la completa ruptura del candidato triunfante con los sectores de izquierda, proceso cuyo primer capítulo se había dado tras la matanza de Ezeiza del 20 de junio. El giro -ya irreversible- de Perón hacia la derecha de su movimiento se evidenció a través de una serie de medidas adoptadas por el gobierno de Lastiri con la anuencia del líder justicialista. Entre éstas cabe destacar la sanción del decreto Nº 1454 del 24 de septiembre, declarando ilegal al ERP, y la prohibición por 24 horas que pesó sobre el diario El Mundo y Canal 9 por haber difundido un comunicado de este grupo; la emergencia de un proyecto de modificación del Código Penal que aumentaba las condenas por asociación ilícita o producción de panfletos; la aparición del famoso “Documento Reservado” del Consejo Superior Peronista que llamaba a la “guerra santa”,  y, finalmente, las expresas instrucciones del propio Perón a los gobernadores provinciales para que su próximo gobierno transitara dentro de la “más pura ortodoxia peronista”, y para que cada uno de los mandatarios provinciales proceda a “bloquear” posibles avances marxistas en sus respectivos gabinetes…” (3)

 El 25 de enero de 1974 se reforma el Código Penal en donde toda actividad de protesta era vinculada a los grupos denominados terroristas. Con ello se valieron para llevar adelante acciones golpistas que destituyeron gobernadores electos democráticamente, sindicados, señalados como “montoneros”. Al respecto la Historiadora Alicia Servetto ha escrito sobre la “desmontonerización de la Historia” y que hace referencia a estos gobiernos provinciales que padecieron la intervención del Estado Nacional, tal como ocurriera en el conocido “Navarrazo”, golpe institucional que destituye del cargo de Gobernador a Obregón Cano y a su Vice Atilio López, quien fuera posteriormente acribillado…

 Podríamos acordar en que la citada reforma al Código Penal podría tener su correlato con el Protocolo de Actuación de las Fuerzas de Seguridad del Estado en Manifestaciones Públicas (4)

 Por supuesto que no dejó de actuar la banda asesina, continuó en su criminal camino aún luego del 24 de marzo de 1976, ya que varios de sus integrantes permanecerían en “actividad” durante gran parte de la dictadura cívico-religiosa-militar.
Los denominados servicios de inteligencia (serviles a quienes e inteligencia dudosa, salvo para el crimen…)
Y el tiempo transcurre, con sus transformaciones parece, hay mañas que nunca cambian… Los denominados en tiempos de dictadura, Grupos de Tareas (convengamos que eso de tareas es casi una ofensa…), parece están volviendo, realineándose, reagrupándose. No se trata de paranoia, se trata de hacer una lectura de la historia, la cercana y la realidad actual para identificar y configurar el panorama al que nos enfrentamos

 Ya lo señalamos en editoriales anteriores, el reforzamiento de equipamiento y personal en las fuerzas policiales provinciales, en Gendarmería, la devolución de autonomía a las FF.AA., las nuevas reglas de funcionamiento en los servicios de inteligencia, hoy UFI, son sólo las señales visibles de cómo se van armando, o rearmando las estructuras delictuales impulsadas por la actual des-administración del Estado.

 Recordemos que en marzo del 2016 se conoció de un ataque a militantes de Nuevo Encuentro en Villa Crespo –Bs.As.-, a  la Unidad Básica “Leonardo Favio”, de La Cámpora Córdoba, “…Durante la madrugada del 27 de abril, la Unidad Básica "Irreversible" de La Cámpora en Parque Avellaneda, Ciudad de Buenos Aires, recibió dos impactos de bala.
Estos hechos se suman al ocurrido el 27 de febrero, día en que la misma Unidad Básica recibió un impacto de bala con personas en su interior.
Este episodio se suma a los ocurridos el 5 de marzo en Mar del Plata, en los que otra Unidad Básica de La Campora recibió 4 impactos bala, como así también a los disparos de armas de fuego recibidos por dos jóvenes presentes en la inauguración de un espacio de Nuevo Encuentro, al día siguiente, en la Ciudad de Buenos Aires.
A los numerosos ataques a militantes y locales partidarios kirchneristas se suma el caso de Facundo Ballesteros, concejal del Frente para la Victoria de San Andrés de Giles cuya casa fue allanada por la justicia y la policía, y el de Lautaro, de 17 años, militante secuestrado y torturado en la localidad de Miramar. La persecución ideológica ha llegado a tal extremo que una de las principales dirigentes políticas a nivel nacional, Milagro Sala, permanece detenida ilegalmente…” (5) 

 Y la lista continúa, lamentablemente, hasta el último registrado en una propiedad de la familia Kirchner, por el cuál la ex presidenta Cristina Fernández publicada una nota (6) advirtiendo que no se trata de delitos comunes, son una clara remake de las viejas prácticas criminales de los lamentables “grupos de tareas”.
 Y no sólo es una Alianza Anti Kirchnerista. No vienen sólo por algunos militantes, por algunas agrupaciones, no vienen por Cristina, al menos solamente por Cristina y algunos militantes…vienen por todo nuestro territorio y nuestras conquistas y libertades.

 Leopoldo Moreau ha manifestado, entre otras cosas que: “…Quieren presa a CFK no sólo para destruir un capital simbólico del movimiento nacional y popular, sino porque el ajuste conservador solo es posible con una oposición complaciente.
Por esa razón encarcelaron a Yrigoyen en Martín García.
Con Yrigoyen libre o vivo no hubieran podido consumar el fraude, el pacto Roca-Runciman ni la década infame. No es hora para flojos…”

 Ante el avance arrollador de lo más recalcitrante de la derecha neoliberal, del poder imperial global, debemos asumir acciones y actitudes en defensa de nuestros derechos, libertades y conquistas, para ello no queda más que salir a pelearle, cuerpo a cuerpo, y destruir los intentos por anular nuestra independencia y nuestra identidad.
No podemos aguardar a que los dirigentes, los pocos que van quedando fieles al mandato popular, señalen e indiquen qué, cómo y cuándo actuar…Es el tiempo del pueblo…a pesar que parte de él esté narcotizado por el consumo masivo de la incomunicación y la desinformación que inoculan los monopolios mediáticos.

 Las peleas, los enfrentamientos tienen diversos escenarios, el nuestro es en las calles, los barrios, las plazas y cuanto espacio podamos ganarle al imperialismo para concientizar, informar, esclarecer y colaborar en hacer crecer pensamientos y análisis críticos, lecturas políticas y con ello sostener nuestra irrestricta responsabilidad en defender Nuestra Patria, que no sólo es Argentina, porque vienen por todo el Continente, por toda Nuestra Patria Grande.

 Asumamos nuestras responsabilidades y actuemos en consecuencia, la historia nos está reclamando la urgencia de defender nuestro presente y asegurarnos un mejor futuro.

 Que así sea.

NORBERTO GANCI –DIRECTOR-El Club de la Pluma
elclubdelapluma@gmail.com –elclubdelapluma@hotmail.com

DOMINGOS DESDE LAS 10 HS.
POR FM 103.9 RADIO INÉDITA

Referencias y Material Consultado











No hay comentarios: