RADIO "EL CLUB DE LA PLUMA"

domingo, 7 de septiembre de 2014

NADA DESVINCULADO…

NADA DESVINCULADO…

En algunas oportunidades recurrimos a mostrar o dar a conocer, cuestiones relacionadas con una multiplicidad de situaciones que, supuesta y aparentemente parecen desvinculadas pero, como sostenemos, todo está vinculado, todo tiene que ver con todo.
El avance genocida sobre Medio Oriente y África no están desvinculados de las arremetidas pro-golpistas en Venezuela o los ataques provenientes de buitres y caranchos.

Las bombas lanzadas sobre Hiroshima y Nagasaki habían sentado un precedente necesario para evaluar el enorme grado de peligro al que estamos expuestos.
Las ambiciones de los amos del planeta han comenzado a recrudecer sus arremetidas contra la población mundial.
Aquello experimentado en época de la Guerra Fría que puso en vilo a toda la humanidad, en medio de una peligrosa pulseada, cada uno de los gobiernos con características de gendarmes mundiales, exhibían sin ningún tipo de pudor y mucho menos responsabilidad, sus capacidades destructivas a nivel global.
Era un ejercicio por demás peligroso, en el que ninguno de los enfrentados hacía reparos a la hora de demostrar la fuerza y contundencia de su agresividad.

En tiempos de la tan mentada “globalización”, parecía que la anterior contienda armamentista había mutado en competencia financiera/económica. Se habían generado nuevos paradigmas vinculados a las demostraciones de poder. Las multinacionales avanzaban en todos los terrenos, haciendo un diferente y obsceno exhibicionismo de poder.
Todos los valores fueron suplantados por el precio.

"…La cadena de producción no puede parar por tus sentimientos, y al capitalismo le conviene que no seamos demasiado felices: nuestra insatisfacción permanente y nuestro dolor nos hacen más vulnerables. Así que la explotación de nuestras energías y tiempos es brutal, porque va más allá de la cuestión productiva. Vivimos en una sociedad represiva a la que le conviene constreñirnos el acceso al placer, al amor, al juego y al disfrute. Prefieren que disfrutemos consumiendo, o dediquemos nuestro tiempo a trabajar: el amor es improductivo. Poco rentable…" 1

Avanzado el tiempo, las diferentes formas de dominación y control se fueron “complementando”.

Pareciera que esa globalización suplantando a las antiguas instituciones de dominación, no fue suficiente, tuvieron que volver a recurrir a aquellas estrategias  intervencionistas, desde lo militar. Conspiración, injerencismo, cooptación, infiltración, todas variantes para contrarrestar la avanzada de políticas integracionistas, plurales, rescatadoras de saberes ancestrales, promotoras del sentido de identidad de cada pueblo, etc.

El panorama comenzaba a transformarse del lado de los pueblos que tomaban consciencia de su autodeterminación. La balanza se inclinaba del lado de la construcción popular.

Naciones de un lado y del otro de los océanos, llevaban adelante la interpretación de políticas sociales que promovían la igualdad de oportunidades. Se dejaban de lado las prácticas competitivas que de manera salvaje creaban la ausencia de valores.

Parecía que el poder mundial se había descuidado un poco, en eso del control y la dominación. Tal vez un poco, o bastante más, de década y media en que esos cambios paradigmáticos comenzaba a hacerse carne y no sólo sueños.

Si bien el intervencionismo en África y Medio Oriente nunca hubo de terminar, redoblando el poder mundial, en cada oportunidad la apuesta a la infiltración para hacer caer la construcción popular de gobiernos, como el de Kadaffi, rondaba en el imaginario algo parecido a una tregua que permitía avanzar política y socialmente en la recuperación de identidad y beneficios.
Un poco antes el autoatentado o atentado de falsa bandera perpetrado contra las torres gemelas fue utilizado como la perfecta, o no tanto, excusa para retomar las practicas de invasión.

Del otro lado de un extenso océano, se volvía y se vuelve una y otra vez, por ejemplo, al tema triple frontera para, por un lado sembrar mediáticamente la falaz idea de la necesidad de un gendarme mundial: y por el otro la justificación para la instalación de bases militares imperiales, disfrazadas de humanitarias –léase comando sur de los EE.UU., etc.-

Desde la aparición del capitalismo, con todas sus variantes, dominación y control se fueron imponiendo en relación de sus objetivos y la necesaria cantidad de seres para alcanzarlos: la magnitud de la esclavitud globalizada también tenía sus variantes.
En estos primeros tiempos del Siglo XXI, a pesar de los esfuerzos por impedir que ocurriese, el poder mundial se enfrenta a una realidad con la que no estaba preparado: “…La implementación de políticas sociales en América Latina ha influido de manera positiva en los índices de reducción de pobreza en la región…” 2

En la mentada “guerra fría” salían a responder en defensa propia los movimientos sociales que se manifestaban en contra de esa enloquecida carrera armamentista.
Luego cuando la proliferación del neoliberalismo globalizado se imponía el sálvese quien pueda porque a aquellos movimientos sociales los habían “silenciado” –término que utilizamos para no dramatizar más-.
En estos tiempos en que predominan los mal llamados “golpes blandos” –esa perversa manía de encontrarle una denominación suave precedida por la figuración de la violencia, es sencillamente tremenda…- nuevamente hacen irrupción los movimientos sociales con la diferencia que también toman partido los herederos de culturas ancestrales.
Desde los espacios de dominación y control mental, desde los medios de in-comunicación, nos hacían creer que esos diferentes procesos nada tenían que ver unos con los otros, como tampoco las motivaciones de las luchas de los movimientos sociales. Todo está vinculado, fuertemente vinculado.

En todo esto pareciera que fueron sustituyendo un sistema de dominación por otro, siendo todo lo contrario, ya que los fueron apilando y combinando perversamente, tratando de no dejar ninguna oportunidad. Pues bien, también cuentan con la certeza de que no la buscarás: el sistema tiene los “medios” para que estés permanentemente distraído, acumulando para comprar objetos descartables, innecesarios y contaminantes hasta el infinito.
Sin embargo y al respecto existe un grado de insatisfacción que excede a la compulsión consumista en algunos seres... y esa insatisfacción mira a su alrededor de vez en cuando y entonces, podemos soñar con que se quede prendada de algún ser verdaderamente feliz y así busque seguir otros caminos…

Y entonces podría preguntar y ver que a veces esos seres son felices porque han conectado con algo de la vida real que no pasa por tener o parecer…
Artistas, militantes, pensadores, que se van volviendo esclarecidos y coherentes. Pero como no tienen prensa… el que levanta la vista de la pantalla debe verlos a su alrededor… por eso necesitamos ser tantos y…militar y volvernos masivamente visibles en la vida cotidiana.  Cuando somos militantes alegres, los seres podrían vernos y aspirar a nuestra alegría y volvernos así caminos alternativos para ir interpretando los procesos históricos, en los que el planeta está inmerso, en los que cada uno está inmerso.

La propuesta es entonces convertirnos en testimonios vivos de que existía una vida antes de que el capitalismo hiperbólico lo invadiera todo. Estar atentos, pertrechados de argumentos y conocimientos, de voluntad de trabajo y de confianza en el futuro para mostrar a cuantos desprendan por un momento sus ojos del celu o del tele, que hay alguna oportunidad para actuar y cambiar algo de nuestras vidas y de la humanidad.

Que así sea.



NORBERTO GANCI –DIRECTOR-El Club de la Pluma
elclubdelapluma@gmail.com –elclubdelapluma@hotmail.com

DOMINGOS DESDE LAS 10 HS.
POR FM 103.9 RADIO INÉDITA

Notas, Referencias y Material Consultado



No hay comentarios: