RADIO "EL CLUB DE LA PLUMA"

sábado, 18 de junio de 2016

INJERENCISMO AL PALO…

INJERENCISMO AL PALO…



 Reiterar hasta el hartazgo lo que nos sucede, como venimos haciendo, alertando y advirtiendo sucesos y consecuencias, tal vez resulte cansador, molesto. Los monopolios de desinformación hacen eso, reiteran y reiteran instalando en el inconsciente y consciente colectivo determinada idea, juicio, sentencia. Y esa masa alienada, víctima y cómplice, obedece el mandato del imperio.
Cuando se iniciaba en el Continente ese giro hacia la izquierda que tanto ha preocupado y fastidia a la derecha global, esa misma derecha global consideraba que no habría de perdurar tal giro. Las cuentas les salieron mal, lo que les impuso elaborar estrategias que permitiesen retornar a ese cuasi statu quo que facilitaba la expoliación y la dominación del territorio.

 Luego de Cuba, Venezuela representaba uno de los mayores peligros para los intereses imperiales; ya no era un tema relacionado a la explotación y control de una de las mayores reservas petrolíferas del continente, ya que hubo un giro en la toma de consciencia por parte del pueblo, o una mayoría de él, que interpretó cabalmente de qué se trataba eso de la independencia, la autodeterminación, el antiimperialismo, y la identidad.

 La hermana Bolivia hizo lo suyo en ese giro, contando a su favor con la lucha de los pueblos campesinos, originarios y obreros que, hartos de tanto manoseo y explotación, decidieron su camino hacia una real liberación, con la formidable particularidad de lograr aquello impensado, la pluriculturalidad, reconocido desde un Estado absolutamente soberano e independiente.

 Se sumaron al giro, con sus particularidades, Ecuador, Brasil, Paraguay, Uruguay y Argentina. Todos juntos constituyeron el impedimento para un mayor avasallamiento.
Pero el imperio global no podía permitir que esto aconteciera en el mayor reservorio de bienes y riquezas naturales, fue así que inició, a modo de globo de ensayo, con el golpe en Honduras, siguiéndole de cerca el golpe en Paraguay.

 Probaron el injerencismo mediante los denominados Golpes Blandos, eufemismos si los hay, dejando muerte en su derrotero, utilizando para ellos, dependiendo de las características en cada Nación, con los brazos militares, los genuflexos funcionarios políticos, que venden a cualquier precio y postor su magra dignidad; funcionarios judiciales que, habiendo perdido, si es que lo tuvieron alguna vez, el convencimiento y la observancia en las leyes; y por supuesto, como en toda la historia ha ocurrido, han contado y cuentan con los monopolios de desinformación, proclives a obedecer irrestrictamente los lineamientos y mandatos imperiales.

 Las arremetidas no han cesado ni mucho menos disminuido, y con el avance que ha logrado la derecha en la región, se ha fortalecido y está avanzando de manera vertiginosa, acelerada, para impedir volvamos a recuperar la oportunidad de intentar nuestra real independencia.

 La Asamblea Nacional en Venezuela, con mayoría oligarca y rancia, intenta por todos los medios disponibles, lograr destituir al Presidente Nicolás Maduro, para, con ello, permitir se aceleren los pasos para avanzar definitivamente contra Correa en Ecuador, contra Evo Morales en Bolivia y contra Dilma Rousseff en Brasil.
Ese avance se está viendo favorecido con la endeble victoria que obtuvo el multidenunciado macri en Argentina, evasor, estafador, vendepatria y obediente faldero del imperio global.
Las firmas de tratados que violan nuestra soberanía, la entrega al poder global de nuestros bienes y recursos, la apertura nuevamente a un criminal fondo monetario internacional y la facilitación para la instalación de bases del comando sur de los EE.UU. en nuestros territorios, dan cuenta clara del servilismo de este traidor a la Patria.

 Una Patria que está volviendo a sangrar por la desidia y el deshonor de quienes tienen, al menos por ahora, la potestad de entregar nuestra soberanía e independencia.
Y para maquillar la entrega al poder imperial, hacen un despliegue casi cinematográfico, novelesco de la peor calidad, de denuncias contra todos los que formaron parte del gobierno anterior. Por supuesto que en el medio hay quienes sí son corruptos, nadie puede negarlo, y están aquellos que “se salvan” por “negociar” su obediencia, habiendo sido elegidos para ser oposición.

 Mientras muchos se distraen entre si un tal López sí o no, mientras sus mentes están siendo controladas mediáticamente, debatiendo cualquier puerilidad, cualquier detalle menor que no hace a la política ni menos a la situación real que padece la nación; entre tanto, le van abriendo las puertas al poder imperial global, que ya ha decidido poner su asesino pie sobre nosotros.

 Para garantizar todo ello, además de la militarización en cada provincia de la Argentina, fortaleciendo las fuerzas policiales regionales y enviando gendarmes, se les ha devuelto a las Fuerzas Armadas la autonomía que le fuerza retirada en el primer gobierno democrático de estas últimas décadas.
Y como si todo lo anterior no fuera suficiente, se ha devuelto también el control total de sus acciones a la ex SIDE, hoy AFI (Agencia Federal de Inteligencia) –Convengamos que eso de Federal suena un tanto presuntuoso y lo de Inteligencia…de dudosa credibilidad…-

 Lo cierto es que el imperio global se ha vuelto a instalar en la Región y avanza a pasos agigantados en Argentina y Venezuela para terminar por destruir las posibilidades de volver a girar hacia la izquierda, hacia gobiernos más consustanciados con las problemáticas de los pueblos y en la persecución de sus soluciones.
Paralelamente están procurando alcanzar un mayor nivel de pasividad y desconexión de aquello que supimos lograr, la participación en política.
El injerencismo está minando la posibilidad de retomar la participación social, de la gente, para discutir y hacer política, desprestigiándola y desvalorizando esa maravillosa alternativa que practicamos hasta pocos meses atrás.

 Pero no está dadas la última palabra, no se ha perdido del todo la oportunidad de revertir tan dramática situación. Aún contamos con medios y gente que, militando en diversos y diferentes frentes, promueven detener este avance criminal y recuperar la alternativa de la libertad y la práctica de la independencia, la que no debería ser sólo un recuerdo establecido como efeméride de algo irrecuperable, lejano; debería ser nuestra principal premisa, nuestro mayor objetivo, no sólo para detener y destruir al invasor y sus serviles traidores de nuestros destinos, sino para imponer definitivamente nuestro irrenunciable derecho a decidir cómo y de qué manera vivir.

 Nos faltan mayores acciones para lograr esos objetivos, nos faltan mayores y mejores estrategias para lograrlo, sumar esfuerzos y avanzar sin decaer, recuperar energías y más militancia para expulsar de nuestras tierras a los enemigos de la vida. Son desafíos y urgencias de las que no podemos distraernos para alcanzar nuestra Libertad.

 Que así sea.
NORBERTO GANCI –DIRECTOR-El Club de la Pluma
elclubdelapluma@gmail.com –elclubdelapluma@hotmail.com

DOMINGOS DESDE LAS 10 HS.
POR FM 103.9 RADIO INÉDITA


No hay comentarios: