RADIO "EL CLUB DE LA PLUMA"

sábado, 14 de mayo de 2016

PARODIANDO REALIDADES…

PARODIANDO REALIDADES…

 En las redes sociales Claudio Nomeimporta, suponemos que en modo “humor negro” comparte el siguiente y breve relato: “…Me cruce con Duran Barba y le pregunté cómo iban a hacer para meter un diputado en el congreso en las elecciones legislativas el año que viene después de prender fuego el país. Me dijo: "Muy sencillo, el fuego no lo vamos a apagar, a esta altura no podemos, la Argentina va a seguir ardiendo, por eso lo que nos queda es tirar más leña al fuego. ¿Viste que ahora no se habla de inseguridad? bueno, para el año que viene la vamos a fogonear de nuevo en todos los medios y vamos a vender nuestros candidatos como la mano dura necesaria para parar la ola narco-delictiva. No descartamos la estrategia de amenaza de atentado terrorista que en los países centrales funciona muy bien. Inmigración ilegal también, a esa altura vamos a estar cerca del 15% de desocupación, y va a ser fácil convencer al electorado argentino que los peruanos o los paraguayos se tienen que volver a casa y no sacar laburo a los argentinos. Es de manual bah... agarras las estrategias comunicacionales que le están funcionando a la derechas de Alemania, de Francia, de EEUU, etc. y te fijas cuales pueden funcionar acá y en qué orden y listo."
Le pregunte por qué me decía todo esto, y me respondió: "Porque ni vos ni nadie puede hacer nada al respecto"…”

 No es para bromas, no es sólo la ocurrencia de alguien que puede concebir un texto propio de los que denominan stand up, aquellos viejos y muy memorables monólogos –esa manía por nombrar de manera foránea desplazando términos un poco más propios…otra forma de colonizar que siempre ha existido y no deja de estar…-
Decíamos que no es para bromas, que el breve relato con el que abrimos este intento de editorial nos advierte respecto de una lamentable como peligrosa realidad. Lo que acontece y que vendrá a nivel político/social pone en un lugar muy delicado la paz en nuestro País. Y no sólo se trata de  Argentina: como lamentablemente vamos comprobando, Brasil y Venezuela padecen lo que nosotros.

 Cuando mencionamos la peligrosidad a la que nos enfrentamos, es fundamentalmente a temas que se imponen en la agenda de los medios por parte del poder imperial: Terrorismo Islámico y Narcotráfico. Con relación al primero, desde hace bastante tiempo que se pretende insistir en la posibilidad de que se reiteren atentados terroristas como los ocurridos en la Embajada de Israel y el edificio de la AMIA en tiempos del menemato. Recordemos que hay  sospechas fuertes de que se trató de los llamados atentados de falsa bandera o autoatentados. Ya no es novedad que quienes están detrás son las múltiples agencias, ya sean norteamericanas, israelíes, inglesas, francesas, etc. todas pertenecen a un mismo amo.

 Como ya se ha comentado en distintos ámbitos, ya no son solamente frentes de batalla convencionales donde se dirimen conflictos; los enfrentamientos y definiciones se entablan en muy variados terrenos: políticos, sociales, judiciales, financieros, empresariales, comunicacionales, etc.
Ya nada ni nadie escapa a las contiendas por las que pretenden dominar. Y la irracionalidad ha ganado un terreno impensado. Logren visualizar el cómo se intenta neutralizar a la ex Presidenta Cristina Fernández y varios de sus ex funcionarios y tendrán algo del panorama. Lo que ha ocurrido en Brasil con Dilma es lo que se intenta, por otros medios, hacer con la Ex Presidenta Argentina. Y por supuesto que Nicolás Maduro tiene su propia pelea por intentar retener el poder, ante una Asamblea Nacional adversa y cómplice del cipayismo y el coloniaje.

 Creemos que los enemigos de nuestros pueblos suponían que, tumbando a uno en la región los otros irían cayendo casi como en efecto dominó. No les resultó como esperaban, así que cambiaron de estrategia y, recurriendo a los supuestos resortes legales, avanzaron contra voluntades populares. Por supuesto que todo ello sería mucho más complejo si no contaran con los servicios desinformativos de los monopolios comunicacionales.
Le sumaron a su avanzada la batalla de las imágenes. No son casuales los insultos proferidos al descolgar los cuadros de Chávez, Bolívar y Kirchner en Venezuela y Argentina respectivamente. No son casuales los ataques a las estructuras, edificios y personas pertenecientes a organismos de DD.HH. No son casuales los artilugios de dudosa legitimidad, utilizados por las corporaciones judiciales que, en lugar de velar por el cumplimiento de las leyes, las violan sistemáticamente basados en falacias y amañadas interpretaciones. El descaro tampoco tiene límites.
Por supuesto que en nada fuimos ajenos a la batalla de las imágenes, de los símbolos, porque enarbolamos las banderas de la justicia social, de la distribución equitativa de la riqueza; levantamos los cuadros de líderes negados por la mal llamada historia oficial y sostuvimos y sostenemos los legados de los héroes de la Patria Grande…

 ¿Cabe recordar porqué sistemáticamente nuestro continente es blanco de los ataques imperiales? Se encuentran en Nuestra Región grandes recursos hidrocarburíferos, minerales –acaban de descubrir exorbitantes cantidades de oro en el subsuelo venezolano-; pero además cerca de la mitad de las reservas mundiales de agua dulce están en América del Sur y en sus mares australes, las mayores fuentes alimentarias  Para garantizar el control tantos y estratégicos recursos, deben lograr gobiernos títeres que sometan a los pueblos con ignorancia, distracción, desocupación, hambre, miseria, persecuciones y hostigamientos varios. Cuentan para “facilitar”, de ser necesaria su utilización, con cerca de cuarenta y cinco bases del Comando Sur de los EE.UU. distribuidas en lo largo y ancho del continente.

 A modo descriptivo hemos pretendido señalar realidades que, según el accionar de funcionarios judiciales que son funcionales a la derecha más rancia concebida, junto con las lamentables actuaciones de políticos de dudosa seriedad, pareciera que en forma grotesca se esmeran por parodiar sus lamentables actos y criminales acciones, pretendiendo darle una inexistente seriedad a sus amañadas interpretaciones respecto de cuestiones legales –sugerimos dar lectura a los fundamentos del juez Bonadío en relación a los recientes procesamientos contra Cristina Fernández y otros ex funcionarios argentinos-

 No es para parodiar nada lo que nos está ocurriendo. No podemos tomarlo de manera liviana. El presente y futuro son preocupantes y necesitamos asumir actitudes acordes a los tiempos que transitamos. No podemos hacernos los idiotas, para decirlo de alguna manera un tanto más delicada. Ya lo expresó en alguna ocasión el ex Ministro de Economía Argentino, Axel Kicillof: “…Este tiempo no es para cagones ni para traidores…” (1)

 Por lo expuesto creemos que urgen estrategias para enfrentar el avance de lo peor de la derecha a nivel global sobre nuestro territorio. Estrategias que puedan surgir desde las bases sociales y apoyadas por la dirigencia que, de manera real y leal, responda a los intereses de nuestros pueblos.
No podemos permitir que ese avance continúe, ya que nuestro presente y futuro están en juego y en una situación mucho más que peligrosa. No se trata solamente de puestos de trabajo que se pierden, de la imposibilidad de manifestarse o de lo inaccesible que puedan llegar a ser los alimentos; se trata de mucho, mucho más que eso. Valorar solamente la realidad desde la dificultad de acceder a un plato de comida, es no darnos cuenta de la fragilidad de la situación.

 Urgen estrategias y concientizaciones, urgen compromisos y fidelidades. Los aportes de las parodias y otras formas de humor político no deben distendernos ni servirnos sólo de catarsis. Nos alertan y han de ponernos en guardia.
Urge que nuestros pueblos puedan comprender que no es posible, sin considerar como expresa Gonzalo Morales en el caso de Venezuela pero bien válido para toda la Región que: “…La fuerza del pueblo es determinante para derrotar la ofensiva contrarrevolucionaria y reimpulsar la revolución bolivariana. Lo demás es perder…” (2)

De nosotros, de nuestras convicciones, de nuestra fuerza y compromiso dependen detener y destruir el avance imperial contra nuestro irrestricto derecho a la independencia, preservando nuestras identidades y libertades. De ello debemos convencernos y actuar en consecuencia por el bien de nuestros pueblos y toda nuestra descendencia.

 Que así sea.
NORBERTO GANCI –DIRECTOR-El Club de la Pluma

DOMINGOS DESDE LAS 10 HS.
POR FM 103.9 RADIO INÉDITA
Referencias y Material Consultado




http://www.entornointeligente.com/articulo/8402100/Francisco-Velasquez--Cagigal-611-Orden-del-Comando-Sur-Derrocatorio-14052016 

No hay comentarios: