RADIO "EL CLUB DE LA PLUMA"

sábado, 21 de mayo de 2016

"ENTRE LA GUERRA DE 4° GENERACIÓN, LOS GOLPES BLANDOS Y EL PLAN CÓNDOR 2…”

"ENTRE LA GUERRA DE 4° GENERACIÓN, LOS GOLPES BLANDOS Y EL PLAN CÓNDOR 2…”

 Tal vez resulte desaprobatoria la siguiente frase, no obstante la esgrimimos como puntapié para una discusión que seguro tardará en agotarse: “…en la guerra de 4° generación, la guerra mediática, nos están ganando en casi todas las batallas por goleada…” Y decimos casi todas las batallas para ser más generosos con nosotros mismos…
Si alguien cree lo contrario, tal vez no haya sacado su mirada, su oído, su cabeza de los no tan nuevos atrapabobos medios corporativos de desinformación.

 Alguien nos sopla en los oídos que, “para qué insistir en los mismos y reiterados temas, ya que desde la semana pasada a la presente nada ha cambiado, al menos para mejor, de seguro ha ido para mal y todo parece indicar que nada habrá de mejorar…”
Por supuesto que es una posición sumamente pesimista, que pareciera acepta la derrota de las batallas como sentencia final. No compartimos para nada ese lamentable estado de ánimo. Las posturas deberían ser mucho más alentadoras, más esperanzadoras. No se trata de ignorar lo que nos ocurre y la aparente desmovilización y desmotivación social. Se trata de continuar batallando contra la estupidez alienante, con todos nuestros medios, insistiendo en cada ocasión que podamos en nuestras convicciones y nuestros alertas. Alguien, algunos habrán de despertar, reaccionar.
Un viejo diálogo que alguna vez mantuvimos con una persona, nos recomendaba con su ejemplo: “…yo tiro la caña en todos los ríos, algún pescadito seguro habré de lograr…”

 Mientras tanto, nosotros reiteramos, insistimos, retomamos y volvemos, rescatando ideas, pareceres, datos concretos, datos presumibles, todo lo que nos permita batallar en esta guerra de 4° generación en la que nos enfrentamos día tras día.

 Casi desde nuestros inicios, comenzamos a difundir material e información relacionados con, fundamentalmente, dos temas: poder imperial global y sus diferentes planes de invasión a Nuestra Patria Grande.
Vinculamos desde aquellos tiempos a todas las grandes estructuras industriales, comerciales, financieras, comunicacionales -armamentos, alimentos, hidrocarburíferas, agrotóxicas, banca internacional, comunicación, narcotraficas, etc.- con el denominado Club Bilderberg. Y puntualizamos en el poder que éste ejerce a nivel global, capaz de decidir, de hecho lo hace, dónde y cuándo poner y sacar a determinado gobierno, dónde iniciar una contienda bélica, dónde iniciar una epidemia, etc. Es decir, tienen el poder de decidir la vida y la muerte en el planeta.
Tomando en cuenta esto, a partir de ahí podremos comprender cómo el poder mundial imperial, el nazi-sionismo, se conduce en procura de sus objetivos.

 Para ello le es fundamental lograr la mayor alienación posible, y alcanza su objetivo con la discrecional manipulación a través de los monopolios de desinformación y la deformación educativa/cultural, minando toda posibilidad de raciocinio y ejercicio intelectual.
De ahí en más, el poder global, va variando sus estrategias para así poder lograr el control total poblacional.

 Cuando asoma la posibilidad de enfrentar a ese monstruo con diferentes denominaciones: capitalismo, neoliberalismo, etc. Éste se camufla, se traviste, opta por otras alternativas. Los hoy denominados golpes blandos son parte de ellas.
Estos  golpes blandos, según información que circula en la red internet y poco se difunde para la toma de conciencia a nivel popular, son descriptos por el sociólogo estadounidense Gene Sharp, creador de la fundación Albert Einstein Intitute (AIE), y que trabaja en colaboración directa con la Central de Inteligencia Americana (CIA), sistematizados en cinco etapas: Primera Etapa - Ablandamiento (empleando la guerra de IV generación); Segunda etapa: deslegitimación; Tercera etapa: Calentamiento de calle; Cuarta etapa: Combinación de diversas formas de lucha y Quinta etapa: Fractura institucional. Rogamos busquen material relacionado a éste tema para no abusar nosotros del espacio.
Como podrán darse cuenta, los golpes blandos utilizan en su primera etapa lo que citáramos al comienzo, la guerra de 4° generación.

 También podemos comprobar cómo se plasma la segunda etapa, utilizando, manipulando para ello a los poderes jurídicos y las caprichosas interpretaciones de las leyes. Tomemos como referencia los diferentes golpes institucionales en la Región (Destituciones de Lugo en Paraguay y Dilma en Brasil, copamiento aparentemente legítimo de la Asamblea Nacional en Venezuela, toma del poder de también dudosa legitimidad en Argentina)

 No obstante las consideraciones anteriores, siempre le son necesarias para sus propósitos las viejas estrategias de invasión. No dejemos pasar por alto las cerca de cuarenta y cinco bases del comando sur de los ee.uu. en Nuestro Continente. Sumemos ahora la pretensión por instalar una similar en el Sur Argentino.
Si la implementación de los golpes blandos no es suficiente para doblegar y someter, la utilización de la fuerza es la alternativa a seguir, según los manuales imperiales.
Y para ello ya tienen, desde hace décadas, preparado su nuevo libreto, la segunda versión del nefasto Plan Cóndor que asolara a la Patria Grande con sus dictaduras desaparecedoras y asesinas.

 Citemos una descripción un tanto más precisa sobre lo que acontece acudiendo al psicoanalista y escritor Jorge Alemán que en su artículo “Capitalismo y Subjetividad” expresa: “…El Neoliberalismo se propone fabricar un ser "humano" sin legados simbólicos, sin historias por descifrar, sin interrogantes por lo singular e incurable que habita en cada un@. Toda esta dimensión de la experiencia humana debe ser abolida al servicio de un rendimiento que está por encima de las posibilidades simbólicas, a través de las cuales ingresamos al lazo social. En este aspecto, hay que recordar que la experiencia del amor, de lo político, de la invención poética y científica exige siempre de la referencia al Límite. El carácter ilimitado de la Voluntad del Capital por perpetuarse, expandirse y diseminarse introduce así una inevitable miseria de la experiencia: pensar, hacer política, desear transformar lo real son siempre operaciones limitadas cuando se enfrenta al poder ilimitado del Capital. Esta condición ilimitada, y por tanto sin salida, no es el viejo panóptico ni el Leviatán, es una mezcla de Matrix con Alien, una voluntad que “se quiere a sí misma” en una auto-reproducción ilimitada -narcisista- que se perfila como un final catastrófico de la historia. O sea, dicho en toda su magnitud, de los lazos sociales que nos unen y nos individualizan como seres humano-civilizatorios…” (1)

 Y por último, bueno, tal vez no lo último pero sí una de las situaciones más preocupantes, consideremos cómo se han desarrollado los hechos en la hermana Venezuela y su actual situación; según Guillermo Alvarado en un artículo publicado en Radio Habana Cuba detalla que: “…Los recientes actos de violencia protagonizados por grupos derechistas de Venezuela vienen a confirmar las denuncias de que se está preparando un escenario que justifique una intervención foránea, concretamente de Estados Unidos y algunos de sus aliados, para destruir a la Revolución Bolivariana creada por el fallecido presidente Hugo Chávez.
(…)
Mientras, el analista Ángel Guerra afirmó en un artículo publicado en el diario mexicano La Jornada que el Comando Sur del ejército de los Estados Unidos ultima detalles de una intervención militar directa en Venezuela.

Guerra cita una afirmación del almirante Kurt W. Tidd, jefe del Comando Sur, quien dijo que: “nuestra intervención oportuna ha permitido delinear un camino para una salida rápida del régimen”.
(…)
Si bien en los últimos tiempos se ha optado por los « golpes suaves », véase Paraguay y Brasil, la amenaza armada sigue vigente y nadie puede asegurar que se dejará de utilizar, máxime si los que de verdad mandan en Washington lo consideran necesario, sobre todo tratándose de Venezuela, donde están las mayores reservas petroleras del mundo…” (2)

 Lo referenciado en los extractos de la nota anterior, están relacionado a la nueva versión del nefasto Plan Cóndor. De avanzar en ese sentido, todo el Continente corre un serio peligro.

 Algo, como otros temas, que nos ha quedado por desarrollar o detallar es el vinculado con esas otras formas de dominación del poder global, entre ellas el control absoluto de los alimentos por varias vías. Se le atribuye e Henry Kissinger la frase que cita que: “…Controla el petróleo y controlarás naciones; controla los alimentos y controlarás pueblos...”
La destrucción del aparato productivo, como está sucediendo en Argentina desde que se ha hecho cargo del desgobierno lo que denominamos “dictocracia”, está haciendo desaparecer la posibilidad de que ciertos sectores  accedan a los alimentos.
Alimentación y combustibles, en este caso en Argentina, están siendo utilizados para someter al pueblo. Sumado a que gran parte de la sociedad ha sido cooptada desde hace décadas por la maquinaria desinformativa, con la que los han alienado, algo que Alejandro Ippolito nombra y describe como La idiotización social como doctrina”.

 El escenario es mucho más que complicado y preocupante. Las movilizaciones en distintos puntos del Continente contra el avance del imperio son ignorados por la prensa corporativa, y gran parte de la dirigencia política y sindical parecen titubear (en los mejores de los casos) en cuanto a qué hacer para frenar ese criminal avance contra los pueblos.

 Alberto Luis Ariza en las redes sociales, en relación a los sucesos en Francia, advierte: “…FRANCIA EN LAS CALLES: Nuestros hermanos de clase en Francia, además de luchar a brazo partido en las calles, parecieran ir abriendo el camino, indicando el sendero a otros pueblos del mundo, entre ellos, a los argentinos. El programa neoliberal del "socialista" Hollande ha llegado a límites inimaginables. Pero a esos límites nos están llevando aquí en Argentina ¿Seguirán haciendo de tapón las direcciones sindicales burocráticas? ¿O la clase obrera aquí como en Francia, logrará abrirse paso y salir a la calle?...”

 Insistimos que desde abajo, desde las entrañas de nuestras gentes debemos movilizar para impedir nos vuelvan a someter.
La desmovilización será cómplice de la entrega de nuestro presente y futuro. Deberíamos poder aunar todas las voluntades para salir en defensa de lo que creemos y por lo que hemos luchado y nos ha costado tanta sangre.
Aguardar a que alguien nos indique qué hacer, es permitir nos sigan ganando otra batalla; salir a las plazas y las calles para defender nuestros derechos y libertades debería ser una actitud indiscutible e inmediata, para enfrentarnos, cueste lo que cueste, a ese imperio global que prosigue en sus intentos por someternos, aún más.
¿Habremos de consolidar y coordinar acciones para retomar el camino de la independencia y la autodeterminación?

 Que así sea.

NORBERTO GANCI –DIRECTOR-El Club de la Pluma
elclubdelapluma@gmail.com –elclubdelapluma@hotmail.com

DOMINGOS DESDE LAS 10 HS.
POR FM 103.9 RADIO INÉDITA

Referencias y Material Consultado







No hay comentarios: