RADIO "EL CLUB DE LA PLUMA"

miércoles, 4 de marzo de 2015

La CIA se enmascara en ECUADOR – Parte II

La CIA se enmascara en ECUADOR – Parte II
MARTHA LIDIA FERREYRA 
Lic. Martha Lidia Ferreira – 4 de marzo de 2015

METODOLOGÍA Y MOVILIDAD PERMANENTE 
CIA
Es menester aclarar, para racionalizar el objetivo de este escrito, el “movimiento de determinada gente” hacia Ecuador y sus traslados por nuestra América y el mundo. No basta con declamar que su tarea se conoce, y/o generaliza, muchas veces sin mayores variantes, por el mundo entero, o, por lo menos, a esa parte del mundo que responde a los intereses estratégicos del Imperio (Fase superior del Capitalismo), sino que debemos identificarlos y aislarlos.
Estos personajes se acreditan como Funcionarios de las Embajadas de EEUU, van sumando a ellas gente de su país, extienden sus redes a la oligarquía disconforme, y al lumpen alienado. Sus objetivos son claramente injerencistas (en Patria ajena), aspiran a provocar daños de tal magnitud que obligue a arrodillar a un país soberano, con ayuda de sectores sin Patria (cipayos), para propiciar saqueo y dependencia infinita. Acumulación y defensa de sus propios intereses, nunca de los nuestros.
Rafael Correa es uno de esos Presidentes latinoamericanos que los círculos dirigentes de Estados Unidos consideran incontrolables, por ende, especialmente peligrosos. Con el objeto de deshacerse de tales políticos, Washington emplea un nutrido arsenal de recursos tales como interferencia en los procesos electorales y hasta la eliminación física. Después de la extraña muerte de Hugo Chávez, quien encabezó la resistencia en América Latina contra el Imperio, es Correa a quien se le percibe de manera creciente como su sucesor, el líder de las “fuerzas populares” del continente.
Esta metodología no sólo gira en torno a ECUADOR, como objetivo único, sino a aglutinar allí gente con experiencia en desestabilizaciones de Gobiernos, para actuar en toda la Región, en forma concatenada.
El 6 de agosto de 2012, llegó a Guayaquil el Cónsul General de los Estados Unidos, David Lindwall, quien cuenta con una extensa carrera en el Departamento de Estado. Lindwall es un experimentado funcionario de carrera de la CIA, bien versado en asuntos latinoamericanos, y que ha sido enviado a este país para resolver problemas sumamente delicados. Es un hombre ACTIVO de la CIA.
http://spanish.ecuador.usembassy.gov/pr_08070112.html - EMBAJADA DE LOS EEUU EN QUITO – ECUADOR.
Lindwall es californiano y ostenta un título de la Universidad de Texas en Arlington.
El Consulado General de los Estados Unidos, en Guayaquil, presta servicios consulares a los residentes de las provincias de Galápagos, Manabí, Guayas, Santa Elena, Los Ríos, El Oro, Cañar, Azuay, Loja, y Zamora Chinchipe.
David Lindwall finaliza, el 25 de abril de 2014, sus “Funciones”, su labor consular en Guayaquil, durante casi dos años, partiendo hacia nuevo destino en Kabul, Afganistán, en carácter de Jefe Adjunto.
El Cónsul Ronald Packowitz quedará encargado de la dependencia extranjera hasta la designación de un nuevo titular quien es Patricia L. Fietz, la cual asumió funciones como Cónsul General en Guayaquil el 4 de agosto 2014.
Lindwall ha trabajado en Bagdad, Irak, donde se desempeñó como Consejero en Asuntos Político y Militares.  Se incorporó al Departamento de Estado en 1985 y ha pasado la mayor parte de su carrera en las Embajadas de BogotáMadridTegucigalpa (1989)ManaguaQuitoAsunciónGuatemala Puerto Príncipe.  También se desempeñó en la Comisión de Asuntos Jurídico y Políticos, representando a los Estados Unidos ante la Organización de Estados Americanos, y como Director de la Oficina para Asuntos de América Central  en la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental en Washington.
La mayor parte de población foránea de Ecuador está ubicada en Cuenca, Playas, Salinas y Bahía de Caráquez, pero saber cuántos de ellos viven realmente en territorio nacional es un dato que existe parcialmente en pedidos de jubilación a Estados Unidos y en la Cancillería ecuatoriana, la cual registra datos de estadounidenses residentes. Bajo esa apariencia se infiltran en una especial zona de oligarquías disconformes con procesos de mayor equidad social.
Otra de las actividades urgentes para Lindwall es incentivar el intercambio estudiantil universitario entre alumnos de los dos países, para lo cual realizará, entre otras tareas, la organización de una conferencia en el hotel Oro Verde, de Guayaquil, en la que participan treinta Centros de Educación Superior norteamericanos.
El índice de criminalidad, la lucha contra las drogas y el fortalecimiento de las relaciones bilaterales también son puntos centrales en su agenda, y ya sabemos cómo trabaja, directamente, la CIA, sobre esos temas. Se implantan, azuzan y “ofrecen salidas” democrática... En Ferguson (EEUU), sin ir más lejos, directamente se les ajusticia en la calle. Tienen casi cien niños esperando la Pena de Muerte.
El Consulado General de Estados Unidos en Guayaquil inauguró sus nuevas instalaciones (según algunos informes allí alberga el equipo electrónico de la NSA) en la calle Santa Ana y Av. José Rodríguez Bonín, en el sector San Eduardo, al oeste.
El evento reunió al Embajador Adam Nanm (desde 26 de abril de 2012 acreditado en Ecuador - http://www.state.gov/r/pa/ei/biog/131301.htm ) y al Cónsul General, David Lindwall, quienes expresaron que las instalaciones servirán para atender la demanda de visas y otros servicios que requieren los ciudadanos de la Costa y el Austro.
Adam Nanm: tiene una licenciatura en Relaciones Internacionales por la Universidad de Brown y una maestría en Estrategia de Seguridad Nacional de la Universidad Nacional de Guerra. Habla español y francés.
DEMASIADOS “TOPOS” disfrazados de derecha, centro e izquierda, de “progresistas” que pretenden hacer creíble TODO aquello que nos perjudica en las tácticas y estrategia. Se “vende” bondad ocultando todo tipo de mezquindades en beneficio de intereses que nos son muy ajenos.
Debemos definir un PROYECTO para el país, y gente de probada idoneidad para llevarlo a cabo. Olvidar los cantos de sirena, que nada saldrá sino de nuestro propio esfuerzo y cuidado permanentemente de sus resultados.

Sin título2. jpg
El gobierno de Obama decidió proteger los intereses de la Corporación Chevron, a cualquier costo, y ese es uno de los factores que moviliza al espionaje norteamericano hacia una solución radical del “problema Correa.” Ya hubo un intento de asesinato en 2010!
Por otra parte, el Presidente de Ecuador está dificultando el desarrollo de la Alianza del Pacífico ( http://alianzapacifico.net/ ), uno de los proyectos geopolíticos neoliberales de Washington, que incluye a México, Colombia, Perú y Chile.
La alianza fue creada con objeto de neutralizar al bloque del ALBA-TCP (doce países Miembros y tres Observadores). La condición de Miembro, de Ecuador, no compagina, de ningún modo, con los intereses de Estados Unidos en la región Asia Pacífico (denominación por demás ambigua).
El espionaje al Presidente de Ecuador por parte de Estados Unidos se ha incrementado notoriamente.
El personal de la CIA se duplicó durante el período 2012-2013 en Ecuador. Docenas de nuevos Agentes llegaron al país. Ellos operan no sólo a partir del territorio de la Embajada de Estados Unidos en Quito, sino con sus aliados, dentro y fuera de Ecuador.
Los Funcionarios/ CIA han trabajado, bajo fachada diplomática, con vasta experiencia en labor subversiva e injerencista, en el derrocamiento de Gobiernos progresistas de la Región.
Albert Daniel Hernández, Brian Stephen, Quigley (Jr), Rosalie Lowen, claramente identificados en período 2006/2009 en Bolivia, afincados fundamentalmente desde el Departamento de Santa Cruz de la Sierra, intentan derrocar a Evo Morales.
En el año 2013 son denunciados, en Bolivia y Ecuador, por la Revista GEHEIM (revista alemana GEHEIM (www.geheim-magazin.de), especializada en temas de inteligencia y subversión.
Albert Daniel Hernández pasa, en 2010, asignándole similares tareas, a cumplir Funciones en la Embajada de EEUU en Brasilia, Brasil, como Primer Secretario de la Oficina Política. Su objetivo fundamental: unir a militares retirados y oligarquía brasileña en contra del PT y, fundamentalmente, impedir la llegada al Gobierno de Dilma Rousseff. El triunfo no lo pudieron evitar, pero no han dejado de trabajar en contra de su Gobierno.
El malestar provoca que la Cancillería brasileña presente una Nota al Embajador de EEUU en ese país, Thomas Shannon, cuestionando la actuación de Albert Daniel y calificándola de total violación a sus Funciones. Ante ello, Shannon resuelve retirarlo de la Embajada, para reactivar las maltrechas relaciones bilaterales Brasil/ EEUU.
En 2011 reaparece, en la Embajada de EEUU en Venezuela, como parte de la Misión Diplomática. Allí, durante el Gobierno de Hugo Chávez, su tarea es interrumpida al ser expulsado de Venezuela luego de un episodio donde agrede y lesiona a un grupo de jóvenes que se manifestaban pacíficamente frente a la Embajada de EEUU.
Este Agente, Albert Daniel Hernández es el mismo, denunciado en el trabajo anterior, como Jefe de la Oficina de Seguridad Regional en Quito, Ecuador, y fue debido a su trabajo contra Rafael Correa, que fue ubicado, como Asistente Especial en el Departamento de Estado de EEUU.
Tyler Kendall Spark, otro reconocido Oficial CIA, ya denunciado, como Segundo Secretario de la Oficina Política, de la Embajada de EEUU, en Nicaragua, entre 2010 y 2013, centró allí sus esfuerzos en dividir al FSLN y evitar Daniel Ortega, fuera reelecto a la Presidencia. Se vinculó a varias destacadas figuras de la llamada Contra y sus bases sociales. Eduardo Montealegre Rivas, María Eugenia Sequeiros, Roger Arteaga Cano (ex Presidente de American Chamber (Cámara de Comercio de los Estados Unidos de América - AMCHAM), Iván Salazar Marín (miembro del grupo de empresarios que apoya al “Movimiento Vamos Con Eduardo” (MVCE), el jefe de campaña “Alianza UNE-PLI, Jadher Alvarado Avellán y Edmundo Jarquín, entre otros, fueron quienes colaboraron. Spark fue el principal canal entre la CIA y el Candidato opositor Fabio Gadea. También apuntó a los jóvenes, como es frecuente en todos los países donde actúan, invitándolos a su casa personal, incluso.
Su nivel de injerencia, también, se extiende a la posibilidad de no reconocer resultados eleccionarios, con una orquestada campaña nacional y a nivel internacional.
La injerencia de la CIA en la región es profunda y algo que, identificando y aislando, podemos combatir con límites firmes. Temor se le debe tener al poder del pueblo, de nuestros pueblos, no de ciertos más o menos hábiles Funcionarios del Imperio.
Obama se encuentra hoy “disfrutando” su “propia salsa”: intentan manejarlo los Republicanos, atento sus más reaccionarios intereses, incluyendo la gran industria armamentista que, sin ideología de tipo alguno, se distribuye a unos y otros para que se maten entre ellos. Nosotros, los pueblos, debemos aprender a usar las fisuras del Imperio sin principismos que culminan siendo sólo “un palo en la rueda”.
Las 36 bases militares de Estados Unidos, instaladas en América Latina y el Caribe, son una amenaza para la paz, las democracias, la soberanía e independencia de nuestras patrias.
Si, además, cuenta con Embajadas, con la Agencia de Seguridad Nacional a través de la CIADEAUSAID y el Comando Sur, como puntas de lanza para experimentar, usar y abusar de una serie de estrategias y doctrinas para recuperar su dominio total en esta parte del continente americano, se podrá deducir que sus objetivos de dominación pretenden, en el futuro inmediato, la explotación de los recursos naturales y de las reservas de agua, oxígeno y biodiversidad que necesitará el imperio para lanzarse a la dominación global.

EL PUEBLO UNIDO, JAMÁS SERÁ VENCIDO !!!

Los que emigramos y nos fuimos quedando lejos.

Los que emigramos y nos fuimos quedando lejos.


Esto  no lo  hubiera podido escribir de recién emigrada, recién llegada un caos me absorbía: emociones encontradas, rechazo al suelo extranjero, a la cultura, al sistema, a la diáspora. Y esa profunda depresión post frontera me habitaba.

¿Por qué se quedan? Me preguntaba constantemente, con mi nostalgia por Guatemala a flor de piel. ¿Qué les da este país que ya no regresan? ¿Acaso olvidaron? Un alud de preguntas sin respuestas, por más que las buscaba no encontraba dar con éstas. Era como darme cabezazos contra la pared, era como gritarle al viento y escuchar cómo mi voz se perdía en  la nada. Como permanecer bajo de agua buscando respirar.

La razón de la emigración de las masas hacia Estados Unidos tiene como factor principal la pobreza extrema, la violencia y la falta de oportunidades en el país de origen. Nadie se va porque no ame su país. Vendrán las otras razones; oportunidades laborales para los egresados de universidad, el amor, el deseo de crecer, hay tantas como seres humanos en el mundo.  Los que buscan asilo  político, los que huyen para salvar sus vidas. Estados Unidos está lleno de personas de todo el mundo que sufrieron torturas en sus países de origen, y aunque parezca difícil de creer no tuvieron nada que ver con la política exterior de este país. Y Estados Unidos les abre las puertas y aquí logran el desarrollo que en sus países les fue negado.

Yo emigré por decepción y depresión. Haber intentado todo en Guatemala y no haber tenido una sola oportunidad para realizar mi sueño.  Llegó el momento en que me encontré encerrada  después de haber dado todo de mí sin que se abriera esa puerta de la oportunidad. El país al que emigraría era lo de menos, lo que yo quería era salir y poner tierra de por medio, Estados Unidos se me cruzó en el camino. Ése es mi caso personal,  cada persona tendrá el suyo y no tiene que ser parecido al mío.

Tal vez porque mi razón de emigrar nunca tuvo que ver con dinero ni con sueños de lujos económicos este  país aún no ha logrado comprarme.  Lo encaro y he aprendido a andar entre las sombras como los millones de indocumentados,  he aprendido a conocerlo desde la invisibilidad y desde mi realidad de paria. Desde aquí abajo no hay poralizado que logre burlarse en mis narices, son aguas turbias en las que he aprendido a nadar. Un día cualquiera me echan para Guatemala con una patada en el culo y llegaré en ese avión; engrilletada y enchachada a  enfrentarme  con esa realidad de deportada con el país que me negó la oportunidad de mis sueños. Con ese país que amo.  ¿Por qué sigo aquí? Porque esta realidad para mí también es una universidad, la universidad de la vida y aprendo día  a día. La indocumentación es como estar cursando un doctorado, esta experiencia  tan enriquecedora nunca la hubiera podido vivir en la Universidad –de mis amores- de San Carlos de Guatemala, con todo y mi reverencia hacia ella.

A mi país he  aprendido a amarlo desde fuera, desde la lejanía se logra ver el panorama completo, en el mapa es apenas un granito de arena y es asombroso que dentro de algo tan pequeño quepa tanto racismo, odio, discriminación, tanto clasismo y apatía y arrogancia.  Que contradictoriamente sea tan hermoso, con una tierra milenaria siempre preñada de ilusiones, con tantas etnias que lo llenan de colores. De ahí vengo yo.  Yo vengo de la miseria extrema, del trabajo infantil, yo vengo de caminar kilómetros con mi hielera al hombro ofreciendo helados, viviendo en carne propia la discriminación y el hambre y el frío.

A mí nadie me va a venir a decir que me agringué, que los “toros se ven mejor desde fuera”. Que si soy tan valiente que me regrese a intentar cambiarlo junto a los que están echando punta dentro.  Aquí afuera también  hay  miles que echamos punta, cargando en los hombros la nostalgia, la discriminación, la diáspora, el idioma extranjero el sistema y el andar indocumentado. ¿Nosotros entonces no tenemos derecho  porque estamos fuera?

Y partiendo de ahí viene el señalamiento, ¿por qué nos quedamos? Para entenderlo a cabalidad hay que estar en nuestros zapatos. Siempre es más difícil para el que se  va  que para el que se queda. El que se va lucha contra la diáspora, el que se queda tiene los recuerdos que afloran en cada esquina. Los que nos vamos tenemos que luchar por reconstruirlos, para abrazarlos constantemente y que nos den la fuerza para continuar.

Viniendo de un país como Guatemala y viviendo en la pobreza extrema es muy fácil que alguien pierda el rumbo,  aquí los espejismos están en todos lados, es tan fácil resbalar y caerse. Más cuando se añora, cuando la soledad lapida, cuando el invierno se instala en los  huesos, cuando por todo trabajo toca limpiar porquería, pero esa porquería es la que da para enviar las remesas y que la familia que se quedó pueda superarse. Aquí se dejan los pulmones trapeando pisos, restregando ventanas, bañeras, sanitarios, cortando frutas, cargando bloques de cemento. La diáspora en un país como Estados Unidos con todo y sus espejismos logra desorbitar la razón y es cuando las emociones hacen los estragos que quién se quedó no lograría comprender ni explicado con manzanas.

Llevo once años estudiando detalladamente el comportamiento de los indocumentados, de los hijos de indocumentados que nacen aquí, de los estadounidenses, de los emigrantes de otros países, llevo todo este tiempo observando culturas y aprendiendo de éstas, porque en la vida todo es aprendizaje, todo nos sirve tarde o temprano.

Camino a pasos lentos entre los rascacielos y la luces de neón  y bajo a las alcantarillas atestadas de indocumentados, ambos mundos apestan: uno de arrogancia y desperdicio y el otro de sacrificio y desconsuelo.

He llegado a comprender que la gente se va quedando lejos porque de pronto el amor que es tan frágil  se perdió en la transición, en el tiempo, en la tribulación. Sin amor  un ser humano es una astilla cualquiera en una serrería, no tiene forma de reverdecer y retoñar. Sin amor es agua vuelta sal.  Y en este país el amor se consume y se evapora en soledad dejando huérfanos a los emigrantes.

Sin el amor que lo es todo, ¿qué más da morir lejos, evaporarse lentamente en la lejanía? Y el amor muere desangrado cuando el tiempo, la necesidad y las circunstancias vuelven un simple proveedor a quien se va, los abrazos quedan como recuerdos, las reuniones familiares como añoranza.  Cuando el que emigró pasa a ser una simple remesa que lo significa todo.

Cuando se pierden las ilusiones es como estar muerto en vida, y aquí hay  millones de muertos en vida cargando sobre sus hombros a este país y sus países de origen. Ellos son los indocumentados.  Para entender a un indocumentado hay que ser uno de ellos. No se vale tratarnos como objetos de estudio desde  una pluma fina y un escritorio y portafolios.


La gente se va quedando porque la depresión consume y convierte en andrajo a todo ser humano. Porque la alegría la convierte en llanto y los recuerdos en punzadas dolorosas que vaporizan cualquier intento de resistencia. Es esa agonía perenne.

De pronto lo que queda es trabajar como mula y afanarse con los espejismos que brinda este  país porque es ése el disimulo de alegría y superación personal.  El progreso lo demuestran  con el fraude de comprar un carro de último modelo aunque dejen de comer para pagarlo.  Eso le aminora la desolación y así poco a poco caen en el abismo del consumismo. Pero para entenderlo hay que se indocumentado y vivir la experiencia en carne propia.  De pronto y llegan los documentos que en nada cambian el estado emocional y sentimental de una persona, éstos ayudan a dar rienda suelta al consumismo y al afán.  

A mí no me atacó por el lado del consumismo, creo que mi infancia fue una tremenda escuela, vivo con lo básico pero traté de combatir mi depresión post frontera con sexo y alcohol, ese vacío que no se logra llenar con camas un con juergas,  finalmente fueron las letras las que me dieron la libertad.  Y cuánto quisiera que esos miles también encontraran su razón de ser, pero cada persona lleva su propio proceso y es a su tiempo.  La diáspora es una vórtice mortal.

La gente se queda no porque no ame a su país de origen es que de pronto la patria también es recuerdo de un pasado en el que bien  pudo haber sido feliz o experimentado la amargura de su vida.  Los recuerdos amargos son tormentosos  y ese vacío se pretende llenar con lo material que es a simple vista lo despampanante.  Por muchas razones Estados Unidos es el primer cliente de las drogas, y no solo los estadounidenses la consumen.

He aprendido en todo este tiempo que las personas andan bien vestidas, tienen casas grandes, carros de lujo,  pero trabajan hasta 19 horas al día los 7 días de la semana y con  y todo el alma se les pudre en la inmundicia de la diáspora.
Solo quién ha estado fuera del país de origen lo sabe, esos embates son suicidas.

La próxima vez que pensemos en señalar a alguien porque decidió quedarse fuera y no regresar pensemos  un poquito en el significado real de la diáspora y en los estragos que ocasiona en el ser humano. Tal vez así dejemos de señalar y acusar  porque no tenemos derecho alguno. La gente puede decidir quedarse fuera de su país y esto no lo convierte en rajona, en desertora, en traidora y en agringada. Al final la patria es el mundo entero.  Para quienes estamos fuera es un enorme orgullo y un privilegio ser  en cierto modo embajadores de nuestros países en el extranjero, que no quepa la menor duda.

La próxima vez que veamos un deportado o sepamos de alguien que se fue y que ya no regresó, pensemos un poquito en el estragos que ha vivido y tal vez eso nos enseñe a respetar a todas las personas porque todas están librando una batalla muy difícil. Aprendamos a ver el lado humano…

 Ilka Oliva Corado
Ilka Oliva Corado.  @ilkaolivacorado.
Marzo 04 de 2015.
Estados Unidos.

Estados Unidos sigue buscando torcerle el brazo a Sur América.

Estados Unidos sigue buscando torcerle el brazo a Sur América.

“Ningún pueblo puede construir futuro sin alegría, por eso siempre quieren ver tristes a los pueblos. Estamos tercamente empecinados en brindar alegría.” –Cristina Fernández.
 Con un modelo de combate propio del imperio norteamericano que las puñaladas las pega por la espalda, ha fracasado nuevamente el intento de golpe de Estado en Venezuela, y de desestabilización a los gobiernos de Cristina y Dilma.
Ellos –capitalistas- vienen tejiendo la telaraña por todos los medios posibles, entre estos se cuentan los que descaradamente tergiversan la información en Estados Unidos, anote a: Univisión con todos sus noticieros y en especial el programa Al Punto, conducido por el periodista ultraderechista Jorge Ramos, le sigue CNN en Español, y Telemundo. Estos medios de habla hispana atacan todos los días, con cortos informativos que los hacen ver como emergencia mundial, una nota muy bien arreglada en el noticiero central para desprestigiar todo avance sudamericano. Los triste es que los televidentes se tragan la píldora dorada. No asombra que en su mayoría los venezolanos emigrados oligarcas vivan en Miami y sea ése su centro de ataque, al igual que el de los cubanos obedientes a la Casa Blanca.
Al Punto, hace unas semanas estuvo anunciando en exclusiva una entrevista con el ex presidente Pastrana, el tipo desembuchó todo el odio que le tiene a Venezuela. Habló de una crisis humanitaria que tiene al pueblo de rodillas. De una dictadura, por supuesto inexistente. Los intentos de golpe de Estado en Venezuela ya no asustan a nadie, son patadas de ahogado.
Como no pudieron con los fondos Buitre, ahora le embrocan a Cristina una imputación por el caso Nisman, que por supuesto le dio la vuelta al mundo en cuestión de segundos. Pero ni uno solo de esos medios anuncia los avances que ha tenido Argentina gracias a los gobiernos de Néstor y Cristina. A quienes acusan abiertamente de populistas y como las masas mundiales se dan tres golpes de pecho, lo ven como pecado capital. A Cristina le critican la elegancia –la belleza natural- y lo burguesa. Ella no se tiene que disfrazar de Mujica para realizan cambios significativos en su país. Pertenecen a clases sociales distintas y han demostrado con hechos que los cambios son posibles.
El 11 de febrero decía Cristina en el Patio de las Palmeras: “¿Saben qué? El odio, el agravio, la infamia, la calumnia se los dejamos a ellos; nosotros nos quedamos con la Asignación Universal por Hijo, con las jubilaciones, con el matrimonio igualitario, con la ampliación de derechos, con los convenios colectivos de trabajo, con el mejor salario mínimo, vital y móvil de toda la historia, con la industria nacional, con las inversiones en infraestructura, con la educación, con las universidades, con los científicos, con las escuelas, con los chicos.” Y es cierto, nada de labias, son puras acciones.
Que no quepa duda que Estados Unidos ya está viendo de qué manera puede derrocar al recién elegido gobierno de izquierda en Grecia. Pronto veremos también los cortos en los noticieros y al presiente de turno pidiendo autorización al Congreso para bombardear Grecia y colgar al nuevo dictador justo como lo hicieron en Irak. Ya estarán en creaciones para transportar el mar Egeo a Estados Unidos o es capaz hasta para levantar bandera en las islas Santorini y volverlas un Estado más, así como tienen a Puerto Rico.
Me llama mucho la atención como centroamericana, que los gobiernos sudamericanos progresistas sean tan unidos y cuando tocan a uno salten los otros en su defensa. Qué ejemplo de solidaridad que jamás veremos en Centroamérica, allá solo se juntan para recibir los millones que les pasa Estados Unidos con la coartada de la migración masiva de niños.
Hoy es Venezuela como ayer fue Cuba, hoy es Argentina y Brasil como pronto puede ser Bolivia, Uruguay, Ecuador y Chile –de Bachelet-. Cómo olvidar la destitución del presidente Lugo en Paraguay, también la de Manuel Zelaya en Honduras. La diferencia entre Centroamérica y Sudamérica es el pueblo, que mientras uno resiste el otro adormece en la dejadez.
Las declaraciones de Maduro son precisas: el documento que iban a leer los golpistas fue redactado por un funcionario de la Embajada de Estados Unidos en Venezuela. ¡Aguas, Cuba! Entre los planes estaba el de bombardear el edificio de teleSUR y acabar con las más de 800 personas que hacen posible su existencia. Lo de bombardear el Palacio de Miraflores es más que obvio. Por su parte Diosdado Cabello también informó de un plan desarticulado en el año 2014 en el que la derecha planeaba – por medio del alcalde metropolitano Antonio Ledezma y el diputado Julio Borges- asesinar a Leopoldo López para crear caos en el país. No hay que dudar que siga en pie.
¿Alguna similitud con el caso Nisman en Argentina? ¿O con el caso Rosenberg en Guatemala cuando Álvaro Colom era el presidente? Vea usted que utilizan la misma técnica.
Los medios de ultraderecha hablan de la “crisis humanitaria” en Venezuela, pero jamás mencionarán la recién inaugurada Ciudad Socialista Hugo Chávez de Valencia, en el departamento de Carabobo. Se entregaron 3,456 apartamentos y se espera que lleguen a las 40,000 viviendas. Dígame usted, ¿qué gobierno de derecha hace esto? En palabras de Maduro: “no se trata de construir por construir, se trata de construir para reconstruir la patria.”
Mientras tanto en Brasil, Aurelius Capital Management, que quiso darle un tiro en la sien a Argentina, con el fondo Buitre, hoy ataca a Brasil y va directo a la compañía petrolera Petrobras. Es que a estos aún no les pasa el trago amargo de la formación de BRICS.
Así es pues que Sur América no se puede descuidar ni un instante porque Estados Unidos ataca, y no actúa solo. Tiene a sus secuaces Canadá, Reino Unido y Alemania. Que para no ir tan lejos estaban al tanto del golpe de Estado que ya daban por hecho en Venezuela. Del plato a la boca, se les cayó la sopa y no pudieron –como dijo Obama- “torcerle el brazo a La Patria Grande.” Pobres conspiradores, han de estar hasta con diarrea, pero si gustan desde Sur América les podemos enviar un su cargamento de olotes, para que no quepa duda que hasta en las causas humanitarias también podemos con los bribones.
Ilka Oliva Corado
Ilka Oliva Corado. @ilkaolivacorado.