RADIO "EL CLUB DE LA PLUMA"

sábado, 31 de octubre de 2015

EL REGRESO DE LOS NEO-VIVOS

EL REGRESO DE LOS NEO-VIVOS

 Vienen por todo, no van a dejar de insistir en invadirnos y robarnos lo alcanzado más las esperanzas por lograr más.
Y no se trata de que seamos agoreros al vicio, se trata de que desde hace tiempo y con mayor virulencia, los poderes hegemónicos a nivel global, despliegan todas sus estrategias para frenar el avance transformador en la región.
Han podido detener algo, pero necesitan frenarlo definitivamente para recuperar su viejo poder.

 Latinoamérica ha sido y es desde siempre el botín final en la pelea por el control global. Las contiendas que se llevan adelante en otros frentes, repercuten irremediablemente en nosotros.
Y ya es tiempo de asumir otras actitudes y estrategias para frenar este criminal avance que pretende sumir nuevamente a los pueblos, en la dependencia, la indignidad y el dolor.

 Quién creyó que nada habría de cambiar en relación a las políticas implementadas en nuestras naciones, para despojarnos de tanto lastre colonialista, ha entrado en un cono de equivocación, ya que las mismas no han sido suficientes a la hora de las transformaciones.
Aún persisten enclaves en dónde la nefasta derecha se agazapa expectante, aguardando el preciso momento para arremeter contra los pueblos.

 Cuando comenzó esta etapa conducente hacia una real independencia regional, por un lado sabíamos que sería difícil, pero no imposible. Sabíamos que tendríamos que sumar cada vez mayores esfuerzos y estrategias para profundizar los cambios necesarios. Pero lo que no tuvimos en cuenta, tal vez, ha sido que el enemigo no habría de retirarse, que persistiría en sus objetivos utilizando para ellos, en primer lugar, todos los frentes o espacios que pudiésemos descuidar; y eso es lo que han hecho y están haciendo.

 Cuando en reiteradas oportunidades alertamos respecto de los peligros que se ciernen sobre nuestros pueblos, lo hacemos aportando datos concretos relacionados a cómo el poder imperial global pretende avanzar.
Al respecto se está llevando adelante el proyecto del Canal Nicaragüense con el que se pretende, entre otras cosas, mermar el control que EE.UU. ejerce en el Canal de Panamá.
Con relación a ello compartimos las siguientes observaciones:
“…El director del Instituto Nacional de Energía de Rusia, Serguéi Pravosúdov, opina que el Canal de Nicaragua debilitará en gran medida la posición de EE.UU., causando un duro golpe a su prestigio.

"Estados Unidos controla los principales lugares de las rutas marítimas: el canal de Panamá, el canal de Suez, así como las principales rutas comerciales que pasan por Singapur, Gibraltar, etc. Por lo tanto, para EE.UU. la aparición de una vía alternativa es un desafío directo", afirma Pravosúdov, citado por 'Svobodnaya Pressa'.

Otros comentaristas, como el escritor ruso Alexánder Projánov, sostienen que la colaboración entre Rusia, China y Nicaragua en la construcción del Canal es "una potente bomba geoestratégica que explotará cerca de EE.UU.".

"Las empresas rusas y chinas interactúan en una zona cercana a Estados Unidos. Por supuesto, esto no es agradable para los estadounidenses", explicó el escritor, citado por 'Izvestia'.

Algunos expertos van más lejos y aseveran que EE.UU. trata de desestabilizar Latinoamérica para impedir la construcción del Canal de Nicaragua.

Es obvio que EE.UU. está empezando un gran juego en América Latina con el objetivo de interrumpir la construcción del Gran Canal de Nicaragua
En este sentido, el periodista y politólogo Ígor Ignátiev explica que después de que se tomara la decisión de construir el Canal de Nicaragua, el Departamento de Estado de EE.UU. empezó a materializar su plan de desestabilización de América Latina y justificó su intervención en los asuntos de los países de la región alegando preocupación por la presunta violación de los derechos humanos en la zona.

De acuerdo con el artículo del experto publicado en el portal Politikus, primero Washington intentó organizar multitudinarios disturbios en Nicaragua y ahora su presencia se hace cada vez más prominente en los países vecinos al futuro Canal.

Según el especialista, no hace tanto tiempo se intensificó el control del supuesto tráfico de drogas en Brasil y Venezuela, y ahora le ha llegado el turno a Ecuador. El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, por su parte, ha declarado durante la emisión del programa 'Kartina mira' ('Imagen del mundo'), en el canal de televisión RTR-Bielorrusia, que Ecuador también siente la presión de EE.UU. en materia de derechos humanos y la intervención de grupos radicales estadounidenses de extrema derecha destinados a desestabilizar la sociedad. La misma situación, de acuerdo con Ignátiev, se puede observar en Argentina, Bolivia y Venezuela.

"Es obvio que EE.UU. está empezando un gran juego en América Latina con el objetivo de interrumpir la construcción del Gran Canal de Nicaragua", afirma el periodista. El experto también señala que en este caso Washington utiliza su estrategia común de traer inestabilidad en la región, agitar la situación política, y con ello bloquear el flujo de inversiones de otros países…” (1)

 Como podrán comprobar y tal como venimos sosteniendo, todo tiene que ver con todo, nada es demasiado tremendista ni producto de un ataque masivo de paranoia.
Sumemos a lo expuesto lo que podemos rescatar de un medio presumiblemente parcial y tendencioso que alerta sobre la presencia de un portaaviones nuclear de la marina de los ee.uu. en aguas caribeñas, fundamentalmente haciendo presencia el día de las próximas elecciones en la República Bolivariana de Venezuela, el próximo 6 de diciembre. (2)
Tal vez la estrategia de sembrar temor en la sociedad sea parte de su desempeño, no obstante vale tener en cuenta respecto de lo que se va desarrollando en la región.

 Así como Venezuela, Bolivia, Ecuador, Brasil y Nicaragua, Argentina está en la mira. Salvando las distancias entre las naciones citadas relacionadas a sus procesos político/sociales, son las señaladas por el poder imperial para desbaratar sus progresos y continuos avances en diversas áreas, que las posicionan en forma competitiva y superadora, ante la debacle global.
Argentina parece entrar en una de sus fases decisivas. La opción por continuar su desarrollo y crecimiento, contra la que promueve retrotraer al País a épocas desfavorables para su pueblo y el resto del continente, son las que están en disputa y urge al respecto asumir posicionamientos firmes y convincentes para lograr las mejor de las realidades para todos.

 Es innegable que desde hace más de una década Argentina ha logrado aquello que parecía muy lejos de alcanzar. Sustancialmente se han mejorado muchas realidades, no obstante y ante el presente panorama, se hacen necesarios varios análisis, tanto internos como externos. En esos análisis deberían poder considerarse, a nuestro entender, cuatro cuestiones estratégicas:

1°- El poder judicial y las posibilidades reales de su democratización.

2°- Aplicación efectiva de la ley de medios para contrarrestar la injerencia externa que se ejecuta mediante monopolios mediáticos multinacionales.

3°- Retomar el la intervención del estado nacional en la educación, recuperando  escuelas y construyendo referencialidad en todo el territorio nacional, y en todos los niveles educativos.

 4°- Construcción de nuevos roles políticos, variados en sus funciones y rotativos en sus desempeños, de modo tal que se constituyan más y mejores referentes en los que delegar y distribuir el poder.

 Contando con un amplio abanico de referentes que, de manera coordinada, actuasen en todos los frentes, nos acercaríamos a la posibilidad de garantizar procesos progresistas.

 Si bien lo expuesto en los últimos tramos de este editorial refiere a Argentina, vale recordar aquello que alertamos en otras oportunidades respecto de que, en cuanto caiga una de nuestras naciones en manos del imperio global, detrás caerán las restantes que se atrevieron a desafiar al colonialismo. No podemos permitir que ello ocurra. Debemos asumir estrategias defensivas antes los avances de los representantes de neoliberalismo, que tanto daño ya nos han causado en la región –sin mencionar lo padecido por el resto del planeta-.
 Y para ello es necesario e imprescindible ocupar todos los frentes posibles para contrarrestar el avance genocida y expoliador.
 De todos depende el continuar en el camino de lograr una Patria Grande, libre e independiente, impidiendo posibilitar el regreso de los neo-vivos.

 Que así sea.

NORBERTO GANCI –DIRECTOR-El Club de la Pluma
elclubdelapluma@gmail.com –elclubdelapluma@hotmail.com

DOMINGOS DESDE LAS 10 HS.
POR FM 103.9 RADIO INÉDITA

Notas y Referencias


No hay comentarios: