RADIO "EL CLUB DE LA PLUMA"

sábado, 28 de marzo de 2015

INTENTANDO CERRAR EL CERCO…

INTENTANDO CERRAR EL CERCO…

Retomamos un tema que es crucial para Argentina y el resto de la Patria Grande. Ya hemos resaltado lo peligroso de la situación que, últimamente y día a día se va intensificando.
Antes de continuar, deberíamos poder diferenciar una cuestión conceptual. Por lo general se hace referencia al “imperio” señalando a EE.UU. como el responsable de las mayores calamidades que ocurren en el planeta, debido al injerencismo llevado adelante por fuerzas que, en teoría, responden a esa nación.
Sabemos, o al menos suponemos, cómo trabajan los monopolios de desinformación global, para desviar atención y condicionar análisis. Éstos han instalado que EE.UU. es “el imperio”, cuando en realidad existe un poder global imperial que carece de fronteras, su ideología es el mismo poder, su religión es aún más poder y su color, por ahora, es el dinero…

Tomar en cuenta y comprender cabalmente quién es el enemigo, dónde se encuentra, cómo se mueve y maneja, cómo se camufla, se trasviste y las diferentes líneas argumentativas y discursivas que utiliza para la manipulación a nivel global, nos puede, al menos permitir elaborar estrategias para combatir sus arremetidas contra nuestros pueblos y doblegar su accionar.

Si podemos clarificar lo expuesto, ya comenzamos a cambiar la percepción de la realidad. Ello remueve las imposiciones con las que han colonizado nuestras mentes.
Con este tema clarificado, podemos volver a mirar, geopolíticamente, a nivel regional cómo se está intentando cerrar el cerco contra Nuestra Patria Grande.

Mencionamos hace tiempo las casi cincuenta bases militares del comando sur de los ee.uu., diseminadas por nuestro territorio, sumadas a la IV flota, sus organizaciones no gubernamentales, pantallas de las diversas “agencias de intromisión”, y también comentamos sobre la base que representa Malvinas.
Sobre esta última las aguas comienzan a agitarse para el lado de la confrontación. Confrontación que por el lado argentino se limita al ámbito diplomático. Pero desde el lado pirata (Inglaterra) se “fantasea”, por ser un tanto mesurados en su consideración, con el inexistente fantasma de la amenaza por una posible invasión por parte de Argentina. Concretamente Michael Fallon, Ministro de Defensa Británico, afirmó que Argentina sigue siendo una amenaza para la soberanía británica sobre las Islas Malvinas.
Es la justificación que esgrimen para “explicar” el refuerzo de las tropas, tanto de la marina como del ejército, del reino unido en las Islas Malvinas.

Ya conocemos de sobra cómo operan para generar y aumentar conflictos donde necesiten invadir y apoderarse de lo que no les pertenece. Lo han hecho en históricas y recientes oportunidades.
Podríamos también aquí relacionar esta jugada con lo que se atraviesa en Venezuela. Al respecto el Vicepresidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Álvaro García Linera, expresó: “…América Latina está jugando su destino en Venezuela” en referencia y defensa a las recientes sanciones impuestas por EE.UU. contra Venezuela…”
Todo forma parte del mismo plan con diversos actores que responden a un mismo patrón: el poder imperial global, el nazi-sionismo imperial.
Veamos cómo están reforzando el cerco en nuestro territorio: El periodista José Vicente Rangel alertó sobre la entrada de buques, aviones y portaviones estadounidenses a través de Perú, ante la posible invasión militar de EE.UU. en Venezuela, afirmando que “…Perú, desde el año 2010 es visitado por buques de superficie, portaviones lo cual permite que los Estados Unidos traigan a la región suramericana buques de acompañamiento, destructores, cruceros, coheteriles, fragatas, misilística y submarinos (…) Los ejercicios especiales de operaciones militares, pudieran permitir a los grupos de operaciones especiales incursionar e infiltrarse en otros países de la región dentro de fases prácticas, la llegada del portavión CDN73 representa una amenaza para la región y va contra los principios de Unasur y Celac…” (1)

Sumemos la intención por desestabilizar desde adentro a Venezuela por todos los medios, donde el sacrificio de vidas es un tema menor, o un daño colateral para golpistas y vendepatrias. Uno de los últimos sucesos se llevó en un atentado la vida del concejal Dimas Gómez Chirinos, del Partido Socialista Unido de Venezuela, y la de  uno de sus hijos.

Brasil y Argentina, como cada uno de los países “rebeldes” a los caprichos imperiales,  también entran en la lista de países a desestabilizar. Las metodologías son varias y no se  escatiman esfuerzos para lograr los objetivos.
Convengamos que no podemos exigir mucho más de lo que se está dando, en ambos países, en políticas sociales, económicas y soberanas. Suponer o esperar que se dé una instancia revolucionaria como viene sucediendo en Venezuela o como lo fue en Cuba, o un proceso impensado por políticos tradicionales como el que vive Bolivia, es no comprender nuestra historia, nuestras raíces y la realidad de los procesos de gobierno que se han sucedido a lo largo del tiempo.

Decíamos que en Argentina y Brasil los intentos desestabilizadores son variados. Desde lo económico/social a lo comunicacional, judicial y varios etc. más, se vienen sucediendo cada vez con mayor virulencia. Todo ello está íntimamente vinculado a las agresiones que desde afuera nos llegan, como el ya mencionado mamarracho inglés respecto a que Argentina representa un peligro para ellos en Malvinas.
Y si a todo esto sumamos al fascista gobierno paraguayo que les abre las puertas y otras cosas más al nazi-sionismo con la instalación de bases militares foráneas y el arribo de uniformados que responden a ellas, vamos visualizando mejor el cerco.

Ahora bien, dentro de cada una de nuestras naciones hay temas sumamente delicados que están relacionados a la correlación de fuerzas entre los sectores políticos. No son pocas las oportunidades en que se debe negociar con un enemigo, tal vez menor, para frenar otro avance mucho más feroz. Esto nos trae el tema milani. Este personaje, acusado y sospechado de haber participado y sido cómplice de al menos una desaparición –caso Ledo-, que fuera elevado a la máxima jerarquía dentro de las Fuerzas Armadas Argentinas, es sostenido por el poder político ante las acusaciones que pesan sobre él. Esto está planteando una cuestión de valores entre militantes de diversas corrientes y de los organismos de Derechos Humanos. Por nuestra parte no podemos mucho más que aventurar que detrás existen acuerdos que, por sus características, no se develan: es probable que la relación costo/beneficio haga que el Gobierno sostenga a este personaje, tratando de ignorar o minimizar las consecuencias.

Sobre milani el Dr. Alfredo Grande en su artículo “Milani, Mentira, Impunidad” sostiene que “… nunca renunció a su rango militar. Que nunca repudió la cacería y que incluso participó de ella. Bien distinto a la dignidad de los compañeros del CEMIDA, militares que no transaron con la barbarie fascista en la cual las fuerzas armadas y desalmadas se hundieron para siempre en los pantanos que la historia reserva a los mal crecidos, aunque hubieran sido bien paridos…” (2)

Creemos que quienes promueven el descontento, la desunión y la desestabilización, sacan algún provecho de esta situación y no escatiman recursos, esfuerzos ni variantes para lograrlo. Creemos que esta es una de sus estrategias.

Para ir cerrando, bien podríamos incorporar la situación en Uruguay, cuyos miembros del ejecutivo recién asumidos, han dado muestras de no acompañar los procesos transformadores en la región. Como todos recordarán, el vicepresidente uruguayo no evaluó como urgente y peligrosa la amenaza de obama a la república venezolana, por lo que se demoró la acción de Unasur. Minimizar la cuestión Venezuela no sólo fue desafortunado, sino además, una forma de complicidad con el intento desestabilizador. A ello podemos sumar lo que el Director del Instituto de Estudios Sindicales Universindo Rodríguez, Antoni Elías, en su artículo “¿Por qué Uruguay se integró al Trade in Services Agreement en secreto?” (3), alerta sobre la pretensión de reinsertar en ese país las prácticas neoliberales más perversas en todos los sectores de la sociedad. Necesitaban que Mujica terminara su mandato para reforzar sus intentos por resquebrajar la unidad continental.

Habría que poder generar una viralización completa y tal vez un tanto compleja pero necesaria, de todo lo que nos acontece y afecta a nivel regional y local, para comprender acabadamente cuáles son las intenciones y sus reales responsables.
Mirar o no mirar a Oriente o al norte, es por lo menos insuficiente.  Las miradas deberían estar puestas en todos los movimientos a nivel global, porque las estocadas provienen de diferentes frentes que responden a un mismo patrón y a un mismo fin.

Clarificar y socializar información despojándonos de fanatismos e inconsistentes rivalidades, deberían ser las actitudes habituales de resistencia en estos tiempos tan cruciales, donde un único enemigo intenta cerrar el cerco sobre nuestro derecho a la existencia. No lo permitamos.

Que así sea.

NORBERTO GANCI –DIRECTOR-El Club de la Pluma
elclubdelapluma@gmail.com –elclubdelapluma@hotmail.com

DOMINGOS DESDE LAS 10 HS.
POR FM 103.9 RADIO INÉDITA

Notas, referencias y material consultado







No hay comentarios: