RADIO "EL CLUB DE LA PLUMA"

sábado, 4 de septiembre de 2010

DONDE ESTÁ NUESTRA IDENTIDAD

DONDE ESTÁ NUESTRA IDENTIDAD

Nuestra imperiosa necesidad de poder contar con herramientas que nos permitan lograr una mayor identificación con las raíces, hacen a la construcción de alternativas de participación, discusión, debate y confrontación de ideas, pensamientos, etc…

En estos tiempos se están dando situaciones sumamente alentadoras en ese sentido, no obstante una de las preocupaciones que mantienen a algunos sectores en alerta, es la dificultad por sortear aquellos escollos que, en algunos casos, se vinculan con los personalismos, entre otras cosas.

Una de las partes fundamentales en ese camino es la relacionada con la educación y su proceso formativo, por decirlo de alguna manera, ya que incide en el pensamiento y acción de jóvenes que, entre otras cosas, buscan su inserción en un mundo que, al menos desde mi perspectiva, no se ha preparado para recibirlo.

Sumemos a ello la formación docente, que debería replantearse varios de los contenidos curriculares para, al menos, darle otra impronta a la cuestión relacionada con la identidad, las raíces, las heredades, la diversidad cultural, etc.

Carlos Nino al referirse a la “anomia boba”, respecto del sistema educativo dice en un párrafo: “…El sistema educativo argentino, tanto a través de las instituciones formales, como a través de mecanismos como los que proveen los medios de comunicación masiva, es enormemente deficiente en la educación democrática en general y en la educación en el cumplimiento de normas democráticamente sancionadas en especial…” (1)

Por otra parte Edgardo Datri, en su trabajo “Imágenes fragmentarias del *Profesorado* y de ese Sujeto Llamado *Docente*”, afirma: “Sabemos que o hay educación neutral, de hecho nunca la ha habido, de ahí que, como opción, tengamos tres modelos de educación posibles: educación para el mercado; educación estatal o educación pública para la transformación social. Por lo tanto, si la Educación Pública es un componente vital para coadyuvar a cambiar el actual estado de cosos, eso significa que el “profesorado”, en tanto institución formadora de formadores/as, habrá de funcionar bajo el paradigma de una pedagogía emancipadora, la cual permitiría recuperar la dimensión crítica del sujeto e interrumpir el actual proceso de destrucción de nuestras matrices identitarias” (2)

No sólo los movimientos sociales como tales habrán de lograr la transformación necesaria en la construcción de un ideario que nos identifique desde la genuinidad, se hace necesario y urgente, no sólo un replanteamiento de los contenidos curriculares, sino además una profunda concientización por parte de cada uno de los agentes encargados de formar las nuevas generaciones de docentes y una profunda reconversión en las concepciones ya adquiridas, a fin de adaptar las viejas camadas de educadores para que puedan acompañar los nuevos tiempos.

Los movimientos de Campesinos, Originarios, Trabajadores Desocupados, etc. están desarrollando varias alternativas de concientización, compromiso y formación.
Ellos han comenzado a utilizar todo medio disponible para llegar con el mensaje a diversos sectores, más allá de los silenciamientos de los grupos monopólicos de desinformación.

Dichos movimientos llevan adelante, desde hace tiempo, acciones relacionadas a la formación de individuos que interpreten eso de estar consustanciados con su medio, su estar, su identidad, y actúen en consecuencia.

Respecto de los grupos monopólicos de desinformación, vale la pena destacar que, a partir de la plena implementación de la nueva Ley de Medios Audiovisuales, otra será la historia a contar… Los medios de comunicación deberían, en su mayoría, ser uno de los soportes en la formación de pensamientos, que tiendan a la construcción de la identidad pluriverbal en nuestro continente. Este continente, al que opto llamar Tupakamaria, sumándome a la propuesta del Dr. Demián Konfino para así denominarlo.

Para ello deberíamos ser capaces de crear instancias de comunicación desde los más alejados rincones del País, transmitiendo saberes, descubriendo lo, por décadas, oculto y generando espacios donde la articulación de acciones promuevan más participación, más formación y más por descubrir…

Será bueno ver que en esa dirección nos dirigimos…

Es hora de que muchos se suban al tren de las transformaciones sociales, si no quieren quedar en el olvido de una historia distorsionada; es hora de sumarse a la construcción colectiva que nos conduzca hacia un futuro merecedor de las culturas ancestrales…

Que así sea.

NORBERTO GANCI –DIRECTOR- El Club de la Pluma
elclubdelapluma@gmail.com – elclubdelapluma@hotmail.com

(1) Nino, Carlos (2005): “Un país al margen de la ley. Estudio de la anomia como componente del subdesarrollo argentino” –Buenos Aire – Ariel.
(2) Datri, Edgardo (2009): “Imágenes fragmentarias del *Profesorado* y de ese Sujeto Llamado *Docente*” –Revista Pensamiento Propio- Córdoba - Ayun

No hay comentarios: